æscaron;ltima

Smith Wesson, de las armas a los palos de golf

Smith & Wesson, fabricante del Magnum calibre 44 que usaba Clint Eastwood en el filme Harry el Sucio, estampará su marca en una clase diferente de metales, los palos de golf. El fabricante de armas más antiguo de Estados Unidos ha otorgado la licencia para incluir su nombre y su logo en más de 30 productos ajenos a las armas, desde cajas fuertes hasta bicicletas.

Su contrato con Vadersen Design Group para lanzar una línea de palos de golf, por cinco años, representa el mayor alejamiento que la empresa ha realizado de su mercado tradicional. 'Ambos son productos deportivos y ambos son para una vida al aire libre', dijo John Steele, jefe de licencias y marcas.

Según los analistas, el ingreso en el mundo del golf podría acarrear riesgos para una empresa muy conocida que trata de mejorar su imagen. 'Equivale a Philip Morris poniendo su marca en un queso', dijo James Bell, socio de Lippincott & Margulies, consultora de marcas e imagen.

La compañía trata de engordar la recaudación aprovechando su nombre. 'No me he cruzado con una sola persona que no haya oído el nombre', dijo Ivan Sacks, operador de inversiones en First Dallas Securities.

La US Golf Association (USGA), que regula el deporte en EE UU, prohíbe los anuncios de armas en sus torneos, incluido el US Open, uno de los cuatro torneos más importantes de golf. La USGA avanzó que aceptará la marca de Smith & Wesson en las entradas, programas y listas de competidores siempre que no haga referencia al producto principal.

En el año fiscal que finalizó el 30 de abril, la empresa registró pérdidas de 5,5 millones de euros, pero pronostica ganancias para 2003. En el trimestre que terminó el 31 de octubre tuvo unos ingresos netos de 252.000 euros gracias a unas ventas de 23,5 millones, frente unas pérdidas de 426.000 euros sobre unas ventas de 19,9 millones en el año anterior. De los 23,5 millones, 18,3 correspondieron a la venta de armas, y el resto, a esposas y servicios de fabricación.

Ernie Vadersen, presidente de la empresa fabricante de palos de golf, no prevé dificultades por la relación con los revólveres. 'Amo el nombre', aseguró. Grupos de control de armas y de seguridad, como Brady Center to Prevent Gun Violence no objetan que Smith & Wesson intervenga en un producto donde el mayor peligro es hacer un triple bogey.

Los primeros palos de golf que llevarán el logo circular de S&W estarán en el mercado en el primer trimestre del 2003. Smith & Wesson empezará con drivers, wedges y putters al ingresar en un mercado de equipos y servicios que facturó alrededor de 23.000 millones de euros en 2001, según la National Golf Foundation. Los drivers costarán 260 euros, los wedges 150 y los putters 140. El año que viene se agregará un juego completo de hierros.

Smith & Wesson fue fundada en Springfield, Massachusetts, justo antes de la guerra civil. Sus armas de fuego forman parte de la ley urbana, como lo hizo el Colt 45 en la conquista del Oeste. La firma vende el revólver calibre 38 que usa la policía. Y el personaje de Clint Eastwood, Harry Callahan, detective de Harry el Sucio, se refería a su Magnum 44 como 'el revólver más potente del mundo'. No obstante, respecto al apoyo de su más conocido personaje fílmico, Smith & Wesson podría no tener suerte. Eastwood, un entusiasta golfista, usa desde hace mucho tiempo los palos de Callaway Golf Company.

Smith & Wesson captó el 11,9% del mercado mundial de armas de fuego en 2001 y el 40,9% del mercado nacional de revólveres.