Moneda única

Nissan presiona a Gran Bretaña para que entre en el euro

Nissan se ha sumado a las presiones que varias multinacionales, entre ellas Ford, están llevando a cabo para que el Reino Unido se integre en el euro. Como primera medida ha decidido adquirir en la eurozona un 70% de los componentes del nuevo modelo Micra que ensambla en Sunderland, al norte de Inglaterra. La anterior versión del Micra tenía un 80% de sus piezas compradas en el Reino Unido.

Carlos Ghosn, presidente de Nissan, dejó clara su exigencia tras recibir la visita del primer ministro Tony Blair a la fábrica de Sunderland el pasado viernes. Esta planta es la mayor de Nissan en Europa, en la que se han invertido 235 millones de libras (370 millones de euros) para renovar el utilitario. 'No queremos beneficiarnos del tipo de cambio, pero tampoco queremos riesgos con él', afirma Ghosn, ejecutivo de origen brasileño llamado a ser el futuro presidente de Renault.

Más estabilidad monetaria

La decisión británica sobre el euro será tenida en cuenta por Nissan al decidir dónde se fabrica el sucesor del modelo Almera. 'No necesito una decisión sobre el euro ahora, pero sí cuando estudiemos las nuevas inversiones', advirtió. El directivo asegura que prefiere la estabilidad monetaria que traería la integración, incluso si ésta se acuerda a un tipo de cambio 'inconveniente', porque al menos así podría hacer una planificación a medio y largo plazo.

En su versión actual, el Almera se monta en Sunderland, considerada la planta europea más productiva, capaz de ensamblar medio millón de coches al año con 5.000 empleados. Se descarta llevar este modelo a la otra fábrica europea de Nissan, la de Barcelona, que se está especializando en autos de nicho (todoterrenos, monovolúmenes y furgonetas).

El nuevo Micra, del que se esperan vender en Europa 166.000 unidades anuales, es pieza clave en el plan 180 de Nissan, que persigue aumentar las ventas en un millón de coches, mantener la rentabilidad por encima del 8% de la facturación (ahora es del 10,6%) y reducir a cero la deuda neta.