El Comdex, al borde de la quiebra, recibe a los principales ejecutivos del sector

La que fuera hasta hace poco la feria tecnológica más importante del mundo, Comdex, cita obligada de toda la industria, se encuentra sumida en una grave crisis, a pesar de los intentos por parte de los principales ejecutivos del sector por simular optimismo.

En la 23ª edición de Comdex, celebrada esta semana en Las Vegas, ni siquiera Bill Gates logró generar entusiasmo con un discurso triunfalista y plagado de confianza en el futuro. 'Creo que la gente está infravalorando dramáticamente toda la innovación que se está llevando a cabo en nuestra industria', declaró el fundador de Microsoft.

Gates se mostró convencido de que lo mejor está aún por llegar en materia de computación, y presentó novedades como OneNote, una nueva aplicación para tomar notas que estará lista a mediados de 2003.

Pero lo cierto es que este año el sector no está para tirar cohetes. 2002 se despide con una caída de las ventas en el sector de las tecnologías de la información de un 2,3% según los datos de la consultora IDC, lo que le ha convertido en el peor año de la historia de la informática.

El presidente de Estados Unidos, George Bush, apuntaló estas previsiones en su intervención durante la feria. El mandatario aseguró que la recuperación de la demanda tecnológica no seguirá el mismo ritmo que el del resto de la economía, tardará más tiempo.

La recesión ha afectado hasta la empresa organizadora de la feria, Key3Media Group, que además del Comdex dirige otros eventos similares. La compañía ha anunciado unas pérdidas trimestrales históricas y ha avisado de que tal vez tenga que acogerse a la protección de las leyes de bancarrota.

'La recesión, o depresión, ha sido muy dura para esta compañía', declaró Fedric Rosen, presidente de Key3Media. La acción ha ido cayendo en picado desde su máximo anual de 13 dólares hasta cotizar ahora a un centavo de dólar.

Menos asistentes

La edición del Comdex de este año ha reunido sólo a 125.000 asistentes, frente a los 200.000 que visitaron la feria el año pasado. Muchas compañías, algunas de la talla e importancia en la industria tecnológica como Sony e Intel, han declinado este año desembolsar la millonaria cifra para alquilar un stand en Las Vegas.

Al igual que Bill Gates, Carly Fiorina quiso aparentar normalidad y eligió como marco el Comdex para presentar la primera campaña de publicidad de la nueva Hewlett Packard tras su fusión con Compaq. La multimillonaria campaña se denomina Anthem, y su lema es 'Todo es posible'.

En la feria se pudo ver sobre todo tecnología inalámbrica, particularmente Wi-Fi, aplicada a aparatos del hogar. También se aprovechó Las Vegas para impulsar los cuadernos digitales llamados Tablet PC, ordenadores portátiles con tecnología de reconocimiento de escritura. æpermil;stos, junto con los nuevos ordenadores de bolsillo y las cámaras digitales, coparon la atención de la feria.