Nueva economía

Marconi retrasa dos meses el plan para dar el control a los acreedores

El fabricante de equipos de telecomunicaciones Marconi ha retrasado la finalización de su plan de reestructuración, que prevé la toma de control del grupo por parte de sus bancos acreedores, al primer trimestre de 2003. La compañía reconoció ayer que era incapaz de cumplir el plazo fijado con anterioridad (finales de enero de 2003), aunque precisó que las conversaciones con sus acreedores son constructivas.

Marconi sigue teniendo como objetivo acabar la reestructuración según los términos anunciados el pasado mes de agosto, incluido el pago en efectivo de 260 millones de libras (410 millones de euros), de los que ya se han desembolsado 95 millones (149 millones de euros) en concepto de intereses. Según los términos del plan de reestructuración, anunciado el 29 de agosto, los bancos y propietarios de obligaciones, a los que Marconi debe un total de 4.000 millones de libras (6.312 millones de euros), aceptan canjear sus créditos por acciones.

El diario londinense Financial Times publicó ayer que el acuerdo de reestructuración se retrasará debido a diferencias entre el grupo británico y sus bancos sobre la financiación ulterior de sus operaciones. Los títulos de Marconi subieron ayer un leve 0,42%.