Descenso

El crecimiento previsto para España baja al 2,5%

España también crecerá menos de lo esperado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). En su último informe presentado ayer rebaja su previsión de crecimiento de la economía española del 2,1% al 1,8% para este año y del 3,3% al 2,5% para 2003.

Estas nuevas previsiones quedan por debajo de las estimaciones hechas por el Gobierno español (2,2% para 2002 y 3% para 2003).

La OCDE da también la voz de alerta sobre la alta inflación de la economía española y estima que el índice de precios de consumo (IPC) crecerá en el presente ejercicio un 3,5% (en octubre registró un avance interanual del 4%).

Según sus previsiones, la inflación se ralentizará a lo largo de 2003 hasta el 3% y bajará al 2,8% en 2004. Lo que aleja las posibilidades españolas de rebajar el IPC al entorno del 2% fijado por el Banco Central Europeo (BCE). La institución considera necesario que España reduzca su inflación, 'a pesar del menor crecimiento' y de 'los bajos precios de la energía', y recomienda 'acercar los salarios al crecimiento de la actividad'.

Tampoco son halagüeñas sus perspectivas para el empleo en España. La OCDE cree que la tasa de paro quedará fijada en el 11,2% este año y el que viene, frente a las previsiones iniciales del 10,7% para 2002 y 10,5% para 2003.

Pese a este panorama, el organismo internacional es optimista con las perspectivas de la economía española y considera que la actividad se recuperará en 2003, gracias a la demanda externa, y el consumo privado recibirá entonces un empujón 'por la bajada de los impuestos' y 'el aumento de la tasa de actividad'. Si bien el informe previene sobre 'la incertidumbre' del efecto de dicha rebaja impositiva en las finanzas públicas.

La rebaja de las previsiones de la OCDE no ha inquietado a las filas del Gobierno español, sino todo lo contrario. El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, aseguró que pese al menor crecimiento, España está liderando el crecimiento de los países industrializados.

'Aún viviendo como vive España la desaceleración de la economía mundial que se está produciendo desde finales de 2001, nuestro crecimiento económico está siendo comparativamente superior', aseguró Montoro.

Por su parte, el secretario de Estado de Economía, Luis de Guindos, destacó que la OCDE augura que en 2003 'se va a dar una recuperación económica' que, en el caso de la economía española, 'supondrá mantener un diferencial de crecimiento con respecto a Europa de aproximadamente un punto'. Por ello, insistió en que el Ejecutivo no modificará sus previsiones económicas para el próximo año.