Vertido

La Junta de Andalucía demanda a Boliden por 89,86 millones

La Junta de Andalucía ha interpuesto una demanda civil ante los juzgados de primera instancia de Sevilla contra el grupo de empresas de Boliden en la que reclama un total de 89,86 millones de euros por el vertido tóxico producido en 1998 tras la rotura de la balsa de residuos de la mina explotada por esta compañía. La demanda se interpone solidariamente contra Boliden Apirsa, filial que explotaba la mina; Boliden AB, matriz con domicilio en Suecia, y la holandesa Boliden BV.

La medida tiene como objetivo, según la Junta, el resarcimiento de los costes asumidos por el Gobierno de Manuel Chaves en la restauración de la zona afectada por el vertido tóxico.

De la cantidad reclamada, 46,9 millones corresponden a trabajos realizados por la Consejería de Agricultura para la retirada de lodos; la Consejería de Medio Ambiente reclama 14,4 millones por los trabajos de la segunda fase de retirada de lodos y relimpieza, 2,4 millones por el control y seguimiento de la calidad ambiental, 5,2 millones por labores de investigación, 16,5 millones por labores de restauración ecológica y dos millones por asistencia técnica.

Cruce de reclamaciones

La demanda de la Junta de Andalucía culmina el cruce de reclamaciones por la vía civil entre las partes afectadas, procedimiento que ha podido usarse una vez que los tribunales han desestimado definitivamente la vía penal como medio de dirimir las responsabilidades. El Gobierno central mantiene impuesta una multa de 45 millones de euros contra la multinacional minera por daños y perjuicios. Esta multa está recurrida por Boliden.

Por su parte, Boliden ha anunciado que en los próximos días interpondrá una demanda civil que reclama 107 millones de euros a Dragados como compañía matriz de Geocisa, empresa que construyó la balsa siniestrada antes de que pasase a ser propiedad de la multinacional.

Dragados ha contestado a la multinacional sueca que no tiene ninguna responsabilidad en el accidente.