Propuesta

Rato 'ofrece' a Rodríguez Zapatero una subsecretaría en el Gobierno

La propuesta lanzada el lunes por el secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, de limitar el conjunto del gasto público al 40% del producto interior bruto (PIB), fue acogida ayer con una mezcla de agrado y gran ironía por parte del Gobierno. 'El señor Zapatero en la próxima legislatura estaría en condiciones de que el Gobierno del PP le pudiera nombrar alto cargo, como por ejemplo subsecretario', dijo el vicepresidente económico, Rodrigo Rato, en unas jornadas organizadas por el semanario The Economist. Ante el chascarrillo, los periodistas preguntaron a Rato, en broma, sobre si ese cargo no era demasiado bajo. 'Es un principio. José María Michavila empezó como subsecretario y ya es ministro', comentó.

Previamente, el vicepresidente había recordado que, después de seis años de Gobierno del PP, el gasto público representa precisamente el 39,9% del PIB, una cifra muy cercana a la propuesta por el líder de la oposición.

Dado que la distribución del gasto, agregó Rato, depende de leyes que Zapatero no ha propuesto cambiar, como las que afectan a las pensiones, el sueldo de los funcionarios, la financiación autonómica o la estabilidad presupuestaria, 'entendemos que su grado de coincidencia con nuestras propuestas es muy amplio'.

Ampliación

Al margen de las bromas, el vicepresidente económico defendió la tesis del equilibrio fiscal y de la contención del gasto público como la mejor receta para converger con Europa. 'Sin equilibrio, países del entorno europeo se están viendo obligados a subir los impuestos y aumentar su endeudamiento para hacer frente al déficit y a la crisis económica', dijo, en clara referencia a Alemania. En las mismas jornadas, el titular de Hacienda, Cristóbal Montoro, se mostró favor de la ampliación de la UE al Este.

Reconoció que muchos países como España tendrán que pagar un coste, en términos de fondos estructurales, pero recalcó que los beneficios serán superiores.