Balance

Ferrovial aumentó un 136% su beneficio por la venta de Cintra

La empresa constructora Ferrovial registró un incremento del beneficio neto en los nueve primeros meses del año del 136% hasta los 394,7 millones de euros, según los datos facilitados hoy por la compañía en un comunicado. Este resultado "hubiera crecido un 29% si se excluye el efecto de extraordinarios, generados principalmente por la operación de venta del 40% de Cintra, filial de autopistas de peaje de Ferrovial", explica la nota.

Esta compañía destaca que la integración de las actividades de concesión en Ferrovial Infraestructuras, la apertura de nuevas autopistas, la adquisición del Aeropuerto de Sidney y la entrada en los índices Dow Jones Sustainability, entre los hechos más relevantes. Según las mismas fuentes, hasta septiembre el resultado de explotación aumentó un 38% y se sitúa en los 355 millones de euros y "son las actividades distintas a construcción las que aportan el 73% del total correspondiendo al área de concesiones un 46%".

El Grupo Ferrovial alcanzó en este periodo una cifra de negocio (INCN) consolidada de 3.575,2 millones de euros, un 22% respecto al mismo periodo del 2001, y el crecimiento por áreas fue: construcción (+12,4%), concesiones (+35,2%), promoción inmobiliaria (+106,5%) y servicios (+54,8%).

FERROVIAL 26,46 1,15%

El incrementó en el área de concesiones procede por la actividad y el consiguiente aumento de ingresos en las autopistas de Canadá y Ausol ( Málaga-Estepona) así como los del aeropuerto de Bristol y de las autopistas chilenas. A septiembre, la cartera de construcción se eleva a 5.889 millones de euros; la inmobiliaria a 863 millones de euros y la cartera de servicios registra 825 millones de euros.

Por lo que respecta a la caja neta esta constructora dispone de 228 millones de euros "frente a la deuda de 595 millones de septiembre de 2001" y las inversiones brutas ascendieron a 748 millones de euros. Estas inversiones fueron principalmente dirigidas al área de concesiones (400 millones de euros), a adquirir una participación en el Aeropuerto de Sidney (233 millones de euros), a la compra de un 5,8% adicional de la Autopista 407 ETR de Toronto (Canadá), así como a la promoción inmobiliaria (compra de suelo por 269 millones de euros).