Incremento

El Ibex gana un 2,94% y se sitúa de nuevo por encima de los 6.000 puntos

Las Bolsas siguen sin tendencia, y a un día de fuertes pérdidas le sucede otro de abultadas ganancias. Eso fue precisamente lo que ocurrió ayer. Los mercados europeos concluyeron con ascensos superiores al 2%, después de que la víspera cayeran por encima también del 2%.

La diferencia de resultados que están teniendo las empresas, así como el fondo pesimista del discurso de Greenspan el miércoles han incrementado la ya acusada volatilidad de las Bolsas.

Así, el Ibex, pasó de tener una subida del 0,93% en la mañana a cerrar con un alza del 2,94%, la más alta del Viejo Continente, aunque lo hizo con un volumen de negocio nada convincente, ya que se movieron 1.331 millones de euros.

El índice ha vuelto a recuperar el nivel de los 6.000 puntos. Telefónica, BBVA y SCH, que recuperaron un 4,05%, 4,87% y 4,12%, fueron los artífices de la subida.

En el conjunto de los mercados europeos fueron los sectores más castigados las últimas sesiones los que más avanzaron. Las compañías vinculadas a la nueva economía ganaron protagonismo. Tecnología y telecos subieron el 5,41% y 4,85%. Nokia apoyó el Euro Stoxx 50 animada por los buen balance de AT&T Wireless.

Los resultados empresariales e indicadores económicos publicados siguen dejando sensaciones dispares. Por un lado, el gigante mediático AOL Time Warner anunció que ha vuelto a ser rentable en el tercer trimestre del año, pero afirmó que rectificará los resultados entre septiembre de 2000 y junio de 2002 para intentar restaurar la confianza del mercado. Por su parte, la química Dow Chemical anunció beneficios algo mayores de lo esperado.

Sin embargo, el optimismo de estos anuncios fue ensombrecido por la farmacéutica Astrazeneca y el conglomerado Tyco, bajo sospecha por las prácticas contables, cuyas cuentas estuvieron en la parte baja de las estimaciones.

Las noticias económicas fueron también de signo contrario. El Libro Beige de la Reserva Federal, publicado el miércoles con los mercados europeos ya cerrados, pintó un panorama gris de la economía de EE UU. Según la autoridad monetaria, la actividad económica en la mayor parte de los distritos del país siguió débil en septiembre y comienzos de octubre, frenada por un mercado laboral todavía flojo y la reducción de las ventas minoristas, incluyendo los vehículos de motor, y actividad manufacturera.

Esta perspectiva pesimista, no obstante, fue contrarrestada por las declaraciones de Greenspan, que puso de manifiesto el fuerte crecimiento de la productividad este año.

A pesar de las dudas y la volatilidad, las ganancias en los mercados estadounidenses son superiores a las registradas por Europa desde que comenzó el rebote hace unas semanas. La publicación de resultados empresariales algo mejores de lo previsto (más del 61% de las compañías han superado las estimaciones de los analistas) ha hecho que los inversores vuelvan a apostar por EE UU.

Desde el pasado 9 de octubre, el Ibex acumula una subida del 12,86% y el Euro Stoxx 50, que integra las principales empresa europeas, un 14,8%. En ese mismo periodo, el Dow Jones de la Bolsa de Nueva York gana un 15,5%.

Sacudida en el mercado de futuros Eurex

El mercado de derivados Eurex, propiedad de la Deutsche Börse, anunció ayer la cancelación de 200 contratos de futuros sobre el Euro Stoxx 50 negociados el pasado miércoles. El precio de los futuros sobre el Euro Stoxx 50 se desplomó durante 45 segundos desde 2.400 puntos a 493, lo que provocó que saltasen órdenes de compra automáticas. El precio de los futuros volvió en menos de un minuto a la posición previa, pero aun así numerosos inversores, alguno de ellos español, compraron por debajo del precio real de mercado. El error se produjo entre las 5.48 y las 5.49 horas, cuando todas las Bolsas europeas excepto Francfort y Estocolmo estaban cerradas. Eurex cancelará todos los contratos que se hayan hecho a un precio inferior a los 2.342 puntos para el futuro de diciembre.

Este mercado no ha aclarado las causas del movimiento de los precios. Ha desmentido que, como afirma el diario británico The Times, se debiese a la introducción errónea de una única orden por parte de un operador. Eurex asegura que ha puesto en marcha controles para que una sola orden no tumbe el mercado. Las agencias de Bolsa han informado a los inversores afectados de que 'se ha producido un error humano'.

La rapidez con la que el mercado de futuros recuperó el nivel anterior al desplome del precio impidió que terminase afectando a los mercados de contado que estaban abiertos en ese momento. Eurex está investigando las transacciones que se produjeron en ese momento.