Adquisiciones

Bombardier estudia nuevas compras tras integrar Adtranz

Bombardier no descarta la posibilidad de adquirir pequeñas o medianas empresas ferroviarias si se presenta la posibilidad, una vez concluido su proceso de fusión con Adtranz, antigua filial ferroviaria de DaimlerChrysler, según el presidente ejecutivo de la filial de transportes de la multinacional canadiense, Pierre Lortie. Bombardier es el líder del mercado mundial con una cuota de mercado del 24%.

Por contra, Lortie descartó la posibilidad de que se produzca una megafusión con alguno de los otros tres grandes fabricantes europeos del sector, Alstom y Siemens, debido a las restricciones que impondría la UE para preservar la competencia. De forma paralela, y sin desechar del todo la posibilidad de aprovechar las nuevas oportunidades de compra que puedan surgir, Lortie aseguró que muchas de las ventajas de las adquisiciones y fusiones se pueden conseguir también mediante alianzas estratégicas como la que actualmente mantiene con Talgo, con quien fabrica conjuntamente el Talgo 350 y junto al que opta conjuntamente a la fabricación de 44 locomotoras de ancho variable para Renfe. Respecto al tren de alta velocidad de Talgo, Lortie afirmó que Bombardier aporta 'los músculos y el cerebro' de este producto.

Lortie aseguró que la multinacional seguirá manteniendo su asociación con Talgo para pujar por los nuevos concursos de alta velocidad derivados de la construcción de los nuevos corredores de alta velocidad. El próximo contrato al que optarán de forma conjunta es el suministro de los futuros trenes que circularán por la linea Córdoba-Málaga. Ese pacto comercial también se extiende al mercado portugués. En otros mercados, como Estados Unidos, las dos empresas seguirán compitiendo, tal y como admitió ayer Lortie, al anunciar que en ese país seguirá concurriendo con productos propios, como el nuevo Jet Train, impulsado por un motor de avión y el Acela.

De cara a sus objetivos para incrementar la cuota de mercado en España, el primer ejecutivo de la sociedad remarcó que la planta de ensamblaje que posee en Lisboa puede jugar un papel relevante en esa estrategia.

Bombardier ha desvelado también su posición en el mercado de la alta velocidad al anunciar que ha participado industrialmente en el 95% de los trenes de este tipo que circulan por Europa y del 70% en los de alta velocidad hasta 250 kilómetros por hora de velocidad máxima. Así, la multinacional ha desarrollado el 50% del tren ICE 3 alemán, con Siemens como socio, el 20% de los distintos tipos de TGV franceses y el en ETR 500 italiano.

Bombardier asegura que en el último año se ha llevado el 50% del total de pedidos disponibles en el conjunto del sector, valorados en 4.000 millones.