Caída

Los bonos registran el sexto descenso consecutivo

Los mercados de deuda sufrieron ayer el sexto descenso consecutivo. Desde que hace una semana las Bolsas iniciaran la tendencia alcista, los títulos de renta fija no han conseguido cerrar ni un solo día en positivo.

La rentabilidad del bono español a 10 años se situaba ayer en torno al 4,78%, cuando hace apenas siete sesiones estaba alrededor del 4,45%.

Similar comportamiento han seguido los títulos del Tesoro estadounidense. La rentabilidad del bono a 10 años subía ayer de nuevo, hasta acercarse al nivel del 4,12%. En la segunda semana de octubre, estos títulos alcanzaron la rentabilidad más baja desde 1958, en el 3,56%.

En periodos de vencimiento más cortos, la caída ha sido más acentuada. El rendimiento de las letras a dos años ha pasado una semana del 1,66% al 2% que marcaba en la sesión de ayer. Es decir, una subida superior al 25%.

Ajuste de posiciones

Los analistas prevén que el descenso se acelere, debido a que en las últimas sesiones se observa un aumento de las posiciones cortas, lo que anticipa nuevos retrocesos de los precios. Además, los expertos destacan que los fondos de pensiones, que han sobreponderado la renta fija en las últimos meses, están ahora intentando equilibrar sus carteras aprovechando los bajos precios de la renta variable.

'Los mercados de renta fija se están moviendo más por ajuste de posiciones que por otros motivos', explicaba ayer un especialista.

Los analistas alertan que la renta fija ofrece riesgo tan elevado como la Bolsa dado los altos niveles alcanzados. Hace un año, el inversor que compró un bono del Tesoro a 10 años se aseguró una tasa de interés anual del 4,7 %, aún un 0,6% por encima de la rentabilidad que ofrecían ayer estos títulos estadounidenses.