ANÁLISIS

Daimler Chrysler, sobreponderar

ESTRATæpermil;GICO

Precio en euros (19/07/02): 44,25

El plan de reestructuración de Daimler-Chrysler, y la consecuente reducción de costes, junto con las políticas de incentivos (precios y financiación), han dado un magnífico resultado a pesar de las malas condiciones de mercado en todo el mundo. Si unimos esta capacidad de generación de negocio en tiempos difíciles, con la confianza reflejada por DCX en su mejora en las perspectivas, y nuestras expectativas de reactivación de la economía en 2S02, nos hacen SOBREPONDERAR sus títulos con un precio objetivo de 56 euros por acción.

financiero

A pesar de que a lo largo del segundo trimestre no se han conseguido avances relevantes en lo que a la reactivación de la economía mundial se refiere, Daimler-Chrysler presenta unos notables resultados basados en la positiva evolución de sus actividades en EEUU, donde los programas de estímulo ofrecidos por la compañía, tanto desde el punto de vista del precio como del de la financiación, han conseguido contrarrestar el efecto negativo de las actividades en Europa y Latam.

Resultados de Segundo Trimestre de 2002

En el segundo trimestre del presente ejercicio Daimler-Chrysler (DCX) logra alcanzar un beneficio operativo ajustado de 1.939 millones de euros, frente a los 725 millones con que se saldara el segundo trimestre de 2001. Si no ajustamos las cifras obtenidas por la compañía a las partidas extraordinarias, que sólo acontecerán una vez por tanto, alcanzamos un montante de 1.682 millones, cifra también muy por encima de los 934 millones de 2001.

La compañía germano-americana consigue estas cifras en medio de una situación ciertamente complicada gracias al buen comportamiento de Chrysler Group, cuya rentabilidad en el período ha sido notablemente superior, muy a pesar de los costes de reestructuración por los que vienen atravesando tanto Chrysler como Freightliner. De este modo, el Beneficio Operativo del grupo avanza en un 80% en términos reales, a pesar de los cargos adicionales realizados por valor de más de 370 millones de euros en concepto de reestructuración. También en concepto de reestructuración la compañía ha destinado 39 millones a las actividades en Europa y Brasil, mientras que en el capítulo de ingresos la salida de TEMIC, en la que DCX mantenía una participación del 40% ha supuesto unos ingresos de 156 millones.

Por último, la división de Servicios alcanza unos beneficios operativos de 227 millones, desde los 101 de 2T01, no tanto como consecuencia de sus ingresos derivados de sus actividades en EEUU, como a raíz de las menores exigencias en términos de cobertura de riesgos a que debe hacer frente la compañía.

De cara al resto del ejercicio DCX ha anunciado una mejora en sus cifras, si bien alertando sobre la clásica debilidad del tercer trimestre. En lo que se refiere a MB & Smart prevé el mantenimiento de las ventas a los elevados niveles de un año antes, mientras que las condiciones de venta y financiación en EEUU deberían continuar sirviendo de estímulo a Chrysler, los que junto con una cierta reactivación de la economía mundial en 2S02 debería también impulsar las ventas de Vehículos Comerciales. De este modo DCX sitúa su beneficio operativo para 2002 triplicando los 1.350 millones de 2001, a pesar de prever unas ventas ligeramente inferiores a las de 152.900 millones de euros de 2001, gracias a una mayor rentabilidad de sus operaciones y al plan de contención de costes.