ANÁLISIS

Philips,sobreponderar

ESTRATæpermil;GICO

Precio: 23,20 euros (19/08/02)

Philips confirma en las cifras semestrales el positivo comienzo del ejercicio, aprovechando al máximo la moderada mejoría de las condiciones macroeconómicas mundiales. La compañía mantiene sus objetivo de crecimiento, que se nos antojan ciertamente ambiciosos si bien las condiciones macro del segundo semestre podían ayudar de manera significativa al gigante holandés. Por otra parte el plan de contención de costes comienza a dar frutos, logrando ahorros superiores a los que está sonsiguiendo el conjunto de la competencia. Sigue quedando el lunar de la inversión, en niveles mínimos como en el retso de la industria, lo que podría significar un cierto peligro de estacamiento de cara al largo plazo, especialmente en una industria tan dinámica como la suya. Recomendamos SOBREPONDERAR con un precio objetivo de 32,25 euros por acción.

FINANCIERO

Después de haber abandonado las pérdidas ya en el primer trimestre del ejercicio en curso, Philips confirma la positiva evolución de sus actividades con unas cifras semestrales que recogen ya algunos de los resultados derivados de su plan de ahorro y contención de costes, así como del fuerte impulso que la compañía se encuentra dando a su negocio de electrónica de consumo en EEUU. Philips alcanza un nivel de cash flow de 496 millones, frente a las pérdidas de 250 millones de 2T02, mientras que su resultado neto es de 171 millones, en términos ajustados, frente a los 382 millones de pérdida de 2001.

Resultados de Primer Semestre de 2002

Si ya sorprendía el gigante holandés de la tecnología y la iluminación al alcanzar beneficios en 1T, las cifras hechas públicas con referencia a las actividades del conjunto del semestre recogen una notable mejora en términos de ventas, que crecen en términos comparables por primera vez desde el último trimestre de 2000. A este respecto, las ventas globales del segundo trimestre se incrementan en un 4% con respecto a las de un año antes, mientras que el avance lega al 5% si realizamos la comparación con el primer trimestre del ejercicio en curso.

El motor del crecimiento es la división de Sistemas Médicos (22% del total de ventas), que ve incrementadas sus ventas en un 8% en términos comparables, mientras que el comportamiento de Componentes (+5% en términos ajustados) es también satisfactorio siempre que dejemos de lado la segregada división de Displays. La cara negativa es para Iluminación que ve reducido su negocio en un 6% como reflejo de la ralentización del ciclo en sus principales mercados, especialmente en el Latinoamericano a raíz de la crisis de Argentina.

En Semiconductores, las ventas (que suponen el 14% del total) se contraen ligeramente en términos interanuales, lo que no impide un fuerte rebote del 10% con respecto al primer trimestre del ejercicio 2002, en el que la debilidad se hacía patente con una caída hasta el 50% de la tasa de utilización de sus fábricas, niveles que se dejan atrás mejorando hasta el 60% en el segundo trimestre.

En lo que hace referencia a Electrónica de Consumo, división de la que dependen cerca del 30% de los ingresos de la compañía, las ventas se contraen en un 7% (+1% en términos comparables) como consecuencia del cambio en el catálogo de la compañía y, sobre todo, como consecuencia de la caída en las ventas de teléfono móviles, como consecuencia de la salida del negocio GSM, el menor crecimiento del sector y del fuerte recorte de las subvenciones otrora ofrecidas por las operadoras a los usuarios finales. Destaca el comportamiento de las ventas de TVs y DVDs, que compensa con creces la caída en las cifras de vídeos y monitores de ordenador.

En términos operativos Philips obtiene un beneficio de 165 millones, frente a los 745 millones que perdiera un año antes. Si bien en términos ajustados (excluyendo elementos extraordinarios), el beneficio operativo se reduce a 65 millones de euros, la cifra continúa mejorando de manera ostensible frente a las pérdidas de 254 millones de euros de 2T01. Las mejoras llegan de la mayoría de las divisiones con la excepción de Iluminación, si bien mantiene resultados positivo de más de 125 millones, siendo el negocio que en mayor medida contribuye al resultado del grupo.

Entre los elementos no recurrentes, que en este trimestre se traducen en 100 millones euros de beneficio, destacan ingresos por 158 millones derivados de la venta de acciones de JDS Uniphase; costes de adquisición en la División Médica por 37 millones; costes de reestructuración que alcanzan los 27 millones.

Por último hay que destacar que a pesar de la notable reducción en la deuda lograda (se rebaja en 100 millones, hasta los 7.100, dejando la ratio en 30/70) la carga financiera que soporta en el trimestre Philips es ciertamente elevada. Alcanza los 1.605 millones de euros, muy por encima de los 74 millones de 2T01, con la causa principal estribando en la dotación realizada de cara a la adaptación del valor de su participación en Vivendi, que le ha supuesto a la holandesa 1.516 millones como consecuencia del descalabro del precio en bolsa del gigante francés de los medios de comunicación.

De cara al segundo semestre del ejercicio Phiips mantiene sus previsiones de crecimiento, que fijara en un avance de las ventas por encima del 10,%, manteniendo un margn operativo del 10% y un beneficio neto que se incremente en un 15% con respecto al de 2001.