Bolsa de Madrid

El Ibex se deja llevar por la volatilidad pero mantiene los 5.600 puntos

Los analistas fundamentan en estos cambios de tendencia, que en el caso del Ibex tumban el índice entre los niveles de los 5.600 y 5.700 puntos, la escasa solidez de los últimos repuntes de los mercados internacionales que siguen bailando al ritmo de Wall Street. Sin grandes referencias macroeconómicas en el horizonte de la semana y, con números rojos en Nueva York, los gestores de fondos de inversión del otro lado del Atlántico siguen el goteo de resultados que anuncian las empresas para definir las estrategias del último trimestre del año. Esta semana tocan Microsoft, Ford, IBM, Citigroup en Estados Unidos.

Un año en que las bolsas se han dejado casi un 30% del valor con que iniciaron en el mes de enero. El Ibex, que cedió un 1,02%, lleva perdido un 32% en estos diez meses. El mercado español registra no obstante un buen comportamiento entre las plazas europeas que llegan a caer hasta octubre un 43% en el caso del Dax alemán y un 37% el Cac francés. París cayó un 0,59%, Londres perdió un 0,98%, y Francfort cedía un abultado 2,9%, después de protagonizar el viernes las subidas con un avance del 7%. Los valores bancarios de la bolsa germana sufrieron un fuerte revés por las malas perspectiva que acaba de anunciar Merrill para estos valores.

El mercado español vivió una fuerte volatilidad en sus principales valores que añade más dudas a los informes de los analistas. Entre los descensos, destacan los del grupo Telefónica, salvo la filial de móviles y TPI, que cerraron al mismo precio que el viernes, 6,5 y 3,08 euros, respectivamente. La matriz perdió un 1,56% Terra se dejó un 0,95%.

Los dos principales bancos, que la semana pasada captaron casi la total atención de los inversores por las dudas sobre la salus crediticia de las entidades, encauzaron la tendencia bajista por el contagio alemán y se sitúan en los últimos puestos de la lista de valores con mayores pérdidas. SCH bajó un 2,21%, mientras que BBVA retrocedió un 1,48%.

Por su parte, Repsol se dejó un 2,2%, mientras que Iberia y Sol Meliá acusaron el atentado de Bali con descensos del 1,4% y del 1,6%, respectivamente.

En cuanto a las ganancias, Sogecable lideró las subidas del Ibex al revalorizarse un 8,17%, beneficiadas por la liberalización del mercado televisivo que prepara el Gobierno y que permitiría que una empresa pueda participar en dos cadenas de televisión.

De esta manera, las acciones de Sogecable recuperaron 49 céntimos de euros y concluyeron la sesión con una cotización de 6,49 euros, aunque llegaron a negociarse a un máximo de 6,64 euros, que representaba un alza del 10,66%.