Renta

Los propietarios de viviendas podrán desgravar el 50% de lo que ingresen por alquileres

Todos los propietarios de viviendas que tengan una casa en alquiler o la alquilen a partir de ahora podrán desgravarse en su declaración de la renta el 50% de los rendimientos de este negocio, de acuerdo con una enmienda introducida por el PP en la reforma del IRPF.

Anteriormente, esta posibilidad era sólo para los que hubieran tenido la vivienda desocupada anteriormente, pero se ha decidido ampliar la medida para todos los alquileres, sean de la època que sean y del tipo o modalidad que se haya elegido. Así, el propietario del inmueble se desgravará directamente un 40% de las ganancias, a lo que hay que añadir otro 10% adicional por "gastos de difícil justificación", que se aplicarán sobre el rendimiento íntegro del alquiler, según explicaron a Servimedia fuentes de Hacienda.

Además, la mayoría de los caseros podrán elevar aún más sus desgravaciones, ya que la nueva normativa permite tambièn incluir entre los gastos deducibles por alquiler los derivados de servicios personales y gastos de reparación y conservación.

Se incluyen entre estos gastos la comunidad del edificio, las obras de adecuación de la vivienda y las limpiezas de la misma, entre otros, que se podrán deducir sin límite, es decir, hasta el total de los ingresos obtenidos.

Con estas medidas, según las mismas fuentes, se pretende que afloren al mercado de la vivienda de alquiler muchos de los dos millones de pisos vacíos que hay en España, de manera que se rebaje el precio de los alquileres y se favorezca la movilidad laboral.

En cuanto a la incidencia para las arcas públicas de la medida, Hacienda calcula que tendrá un efecto "cero", ya que las exenciones de tributación se compensarán con las personas que comenzarán a tributar, aunque sea menos, por el concepto de alquiler de vivienda.