Micropymes

Pura raza a la conquista del mundo

El mundo del caballo está experimentando cambios tan profundos que le convierten ya en un sector estructurado y especializado, en el que los criterios empresariales conviven perfectamente con la afición y hasta la pasión que mueve a una gran parte de los criadores, sobre todo cuando nos referimos al caballo de pura raza española (PRE).

Joaquín Conesa, propietario y director de Nobleza del Guadiana, con cerca de cuarenta años de experiencia y dedicación a la cría caballar, es casi un símbolo en este sector.

Los trofeos conquistados por esta original empresa equina no caben en el despacho de su promotor. Sus caballos han competido en innumerables certámenes conquistando medallas y trofeos en todas las modalidades, pero sobre todo destacan los premios constantes obtenidos a la mejor ganadería de España, ello hace que Nobleza del Guadiana esté situada entre las primeras empresas productoras de caballos de PRE.

Hay un caballo mítico, al que en California denominan 'el león español', Indiano XVIII, que Joaquín Conexa exportó después de asegurarse durante años la descendencia de muchas de sus yeguas. Este caballo, que acaparó todo tipo de premios mientras estuvo en su poder, le ha dado un cartel que ya es casi leyenda. La empresa está ubicada en Don Benito (Badajoz) y la explotación, compuesta de 150 cabezas, incluyendo sementales, yeguas y potros en venta, se encuentra distribuida en dos fincas adehesadas: La Sierra y La Serrezuela de Ortiga, de 70 y 115 hectáreas, respectivamente, representan pequeños espacios de pastizal, matorral y arboleda encinada del bosque mediterráneo. Pertenece a la asociación extremeña Cabaex, y su propietario es a la vez presidente de la Asociación Regional de Caballos PRE y vicepresidente de la Federación Nacional. La empresa tiene una facturación próxima a los 400.000 euros, da empleo a cinco personas fijas y contrata a otras 10 en periodos eventuales a lo largo del año. Pero este sector mueve además a jinetes, herradores, guarnicioneros, transportistas, industrias de piensos y a quienes se dedican al alojamiento y mantenimiento de caballos.

La afición al caballo en España está creciendo a un ritmo importante. Hay personas, incluso con ingresos económicos modestos, que prefieren un caballo a una moto. La Asociación Extremeña de PRE ha llegado ya a un censo de casi 3.000 hembras reproductoras y se estima que habrá 5.000 en 2005. Los criadores de la asociación se van organizando cada día más para dar los servicios que permitan tener caballos incluso a aquellos que carezcan de instalaciones o fincas adecuadas.

La atracción y el amor que Joaquín Conesa sintió desde joven por los caballos han hecho posible que Nobleza del Guadiana tenga hoy una yeguada excelente, en la que concurren los cuatro rasgos que caracterizan al caballo español: nobleza, pureza, fortaleza y clase.

Estas constantes hacen posible que hoy pueda exportar a países como México, Estados Unidos, Alemania, Italia, Reino Unido, Nueva Zelanda, etcétera, aunque España y Alemania ocupen un porcentaje principal de las ventas.

Detrás queda un camino de errores y aciertos, de tenacidad y paciencia infinita, y también de gozo y disfrute apasionado, que jalona la vida de este criador de caballos, que sin pertenecer al mundo de la élite económica ni a la nobleza, lleva varias décadas participando activamente en los certámenes internacionales más prestigiosos.

Con todo, su aportación más importante es la de haber popularizado la afición al mundo del caballo, a la vez que, con su rentable empresa, sirve de referencia al número creciente de criadores de caballos que hay en España.