Perfil de éxito

Taim-TFG, una reconversión muy limpia

Manuel Teruel Izquierdo es director general y presidente

de TAIM-TFG. La transformación de la actividad de esta compañía aragonesa desde sus inicios en la minería del carbón al futuro

de las energías limpias constituye la base de su éxito

En 1985, dos empresas emblemáticas del tejido industrial aragonés, Talleres Auxiliares de la Industria Minera, fundada en 1953, y el fabricante de máquinas de elevación Talleres Florencio Gómez acordaban su fusión. Nacía así una nueva compañía, TAIM-TFG, que trataba de aprovechar las sinergias entre las dos fusionadas para hacerse un hueco entre los fabricantes de equipos para los sectores energéticos.

Sin embargo, el panorama se presentaba entonces bastante oscuro. La crisis de la minería del carbón amenazaba seriamente la supervivencia de la recién nacida empresa. De hecho, la mayoría de las compañeras de sector estaban siendo eliminadas o trataban de enfrentar la crisis con voluminosos y dramáticos ajustes de plantilla.

Manuel Teruel Izquierdo, entonces un joven ejecutivo, se convirtió en empresario justo cuando la situación era más difícil. Y aplicando una receta que apuntaba hacia el crecimiento de las ventas y el empleo, precisamente lo contrario de la amarga medicina de los recortes, que en aquellos momentos duros era de prescripción prácticamente universal.

La empresa aragonesa ha diseñado y fabricado proyectos industriales llave en mano para más de 30 países

'Apostamos para un cambio no traumático en la estructura organizativa de la empresa y por una reorientación, desde una minería del carbón en declive hacia unas energías limpias en alza', señala Manuel Teruel, resumiendo el Plan Estratégico que no sólo ha asegurado la supervivencia de TAIM-TFG, sino que la ha llevado a convertirse en uno de los fabricantes de equipos para sectores energéticos mejor valorados en los mercados internacionales. 'Actualmente exportamos el 70% de la producción y la empresa es capaz de desarrollar y ejecutar cualquier proyecto en cualquier país del mundo', asegura Teruel.

Cifras cantan. TAIM-TFG ha diseñado y fabricado en su planta de Zaragoza proyectos industriales llave en mano para más de 30 países. En esta variada gama se incluyen naciones que albergan las industrias más avanzadas, como Reino Unido o Alemania, hasta otros en vías de desarrollo como México, Suráfrica o Turquía. Y es que la versatilidad productiva constituye uno los grandes recursos de la empresa.

Para alcanzar su confortable presente y cimentar un futuro netamente expansivo, TAIM-TFG ha tenido que afrontar un notable esfuerzo inversor, particularmente en el ámbito de la investigación. Teruel subraya que 'en los últimos 10 años, el gasto en I+D ha superado los ocho millones de euros. La tecnología constituye uno de los grandes activos de la empresa, que ha desarrollado cuantos proyectos podían incidir favorablemente en su actividad productiva. La colaboración con centros de investigación nacionales y europeos ha facilitado una ampliación de la oferta tecnológica y la diversificación hacia sectores emergentes que podían asegurar el futuro'.

Estas inversiones se han acentuado en los dos últimos años. TAIM-TFG destinó el año pasado 2,8 millones de euros a la ejecución de proyectos de innovación, a los que se añadirán otros 1,8 millones en 2002. La colaboración con el Centro Politécnico Superior de la Universidad de Zaragoza es una constante en la vida diaria de la empresa.

Paralelamente, la calidad ha sido otro de los factores decisivos para la buena marcha de la compañía. 'Fuimos de los primeros en aplicar las normas más exigentes, como el sistema 9001 y los programas de calidad total y de inspección, que abarcan todas las fases del proceso productivo', señala el director general y consejero delegado de TAIM-TFG.

A pesar de su elevado porcentaje de exportación, la empresa, que ha mantenido siempre su capital ciento por ciento aragonés, participa activamente en proyectos ligados al desarrollo de la comunidad autónoma. No es una casualidad que Manuel Teruel acabe de resultar elegido como presidente de la Cámara Oficial de Comercio e Industria de Zaragoza, cargo al que ha accedido con su habitual talante renovador. Un talante que se expresa también gráficamente en la decisión de designar, como vicepresidente, a la joven empresaria María López, una de las contadas mujeres que gerencia una empresa del metal, con una plantilla cercana a los 150 trabajadores.

Uno de los proyectos aragoneses promovidos por TAIM-TFG es el desarrollo de un funicular para revitalizar turísticamente la zona pirenaica del Canfranc, en Huesca) y que supondrá una inversión de 8,7 millones de euros. La iniciativa persigue la rehabilitación integral de la antigua estructura ferroviaria por la que circulaban los carretones que transportaban los materiales para la construcción de la central hidroeléctrica de Ip, en un entorno pirenaico de excepcional belleza. Teruel subraya que 'nuestro propósito es utilizar la tecnología más avanzada para garantizar el máximo respeto al medio ambiente, de forma que el proyecto pueda estar avalado por la norma 14001'.

A pesar de este satisfactorio presente, con una plantilla de 380 trabajadores y unas ventas de 59,9 millones de euros, el director general y consejero delegado de TAIM-TFG tiene los ojos puestos en un futuro abiertamente expansivo. 'Si se cumplen las previsiones', asegura Teruel, 'en 2005 nuestro negocio estará centrado, prácticamente en su totalidad, en el ámbito de las energías limpias y los componentes ecológicos'. Como antesala, de la planta zaragozana salen ya más de 200 aerogeneradores al año.

Empresa fuertemente exportadora (el 70% de su producción se vende fuera de España), TAIM-TFG ha procurado siempre contribuir al desarrollo económico de Aragón, ya que tanto la biografía de las dos empresas fusionadas como la totalidad de su capital proceden de esta comunidad. Prueba de ello es el proyecto de un funicular turístico para revitalizar la zona de Canfranc (Huesca), aprovechando la línea ferroviaria de carretones que transportaban los materiales para la construcción de la central hidroeléctrica de Ip, en un espacio pirenaico único en Europa.

Puente de Mando

TAIM-TFG nace en 1985 por la fusión de las empresas aragonesas Talleres Auxiliares de la Industria Minera, creada en 1953, y el fabricante de máquinas elevadoras Talleres Florencio Gómez, fundada en 1899. La nueva compañía centra su actividad en la fabricación de equipos para las áreas del carbón, nuclear, hidráulica y eólica. La innovación, clave. El proceso de reconversión de las empresas fusionadas ha estado presidido por un decidido apoyo a la innovación. En los últimos 10 años, la compañía ha destinado más de ocho millones de euros a proyectos de I+D, que han sido desarrollados en colaboración con centros nacionales y europeos de investigación. Este esfuerzo inversor ha posibilitado ampliar la oferta tecnológica de la empresa y la diversificación hacia sectores emergentes. Liderar sectores con futuro es el reto de los nuevos horizontes abiertos por las fuertes inversiones realizadas en investigación y desarrollo. Están asentando una estrategia que apunta a la dedicación prácticamente total de la empresa a la fabricación de componentes para energías limpias en el año 2005. Diversificar actividades es otra de las estrategias para la planta zaragozana, que produce ya mas de 200 aerogeneradores al año. Actualmente, la empresa está desarrollando, en colaboración con el Instituto para la Diversificación y Ahorro Energético (IDAE), un proyecto piloto de construcción de una planta de biomasa en Zaragoza.