Análisis

Sólo un valor del índice Euro Stoxx 50 avanza en lo que va de año

La debacle bursátil sigue su curso y se ha llevado por delante a los principales índices del mundo. El índice Euro Stoxx 50, que integra las 50 principales empresas de la zona euro, pierde desde enero un 33,51%. æscaron;nicamente un valor, la petrolera Eni, logra subir, el 8,79%.

El peor registro corresponde a Alcatel, que baja un 80,4%, seguida de Vivendi Universal, un 78,54%, y France Télécom, el 76,95%.

En el índice amplio, el Stoxx, ningún sector ha eludido los descensos. Las pérdidas van desde el 57,4% y 49,7% de tecnológicas y aseguradoras, hasta el 6% que caen las firmas de alimentación.

La nueva economía sigue pagando los excesos de la burbuja de finales de los noventa. Por tercer año consecutivo este sector se sitúa a la cola del índice Stoxx. Las tecnológicas cayeron de media un 16% en 2000 y un 42,5% en 2001. Desde el máximo histórico de marzo de hace dos años, este sector ha perdido un 85% de su valor. Sin embargo, los analistas sostienen que muchos de estos valores siguen aún caros.

Los mayores descensos del ejercicio corresponden a Ericsson, con una pérdida del 85,98% y Getronics, 81,3%. Los fabricantes de equipos de comunicación han sufrido un fuerte descenso en los ingresos por la debilidad de la demanda por el mal momento que atraviesan las telecos.

Nokia alertó la pasada semana, por quinta vez en el año, que no alcanzará las expectativas de resultados por esta causa. La finlandesa, sin embargo, aguanta algo mejor el tipo que sus rivales. Aun así, pierde la mitad de su valor en el ejercicio.

La crisis se ha llevado por delante también la cotización de las aseguradoras, penalizadas por su alta exposición en los mercados de valores a través de sus carteras. Swiss Life es el peor valor desde enero, con una caída del 74,6%. Le sigue Skandia, con un 72%; Royal & Sun Alliance, un 71,8%, y Zurich Financial, que prepara una ampliación de capital, el 66,8%.

La fuerte caída de las aseguradoras ha relegado del segundo puesto por la cola a telecomunicaciones y medios de comunicación. El primer grupo pierde un 43% en el año y el segundo, un 45,6%.

Las menores pérdidas corresponden a las compañías de alimentación y bebidas, así como automovilísticas, el 11,7%. Estas últimas se han visto beneficiadas por los buenos datos de ventas registrados, especialmente en EE UU, donde los costes de financiación en la compra de coches son mínimos. Renault es el mejor valor del sector, con un alza del 18,8%.