Comercio exterior

La balanza comercial del textil y de la confección resulta deficitaria

El Consejo Intertextil Español (CIE) retrasa la recuperación de la actividad en el sector a la primavera de 2003 y anuncia una caída de la producción del 6% para el año en curso y del 3,5% en el empleo, afectados por la ralentización de las exportaciones.

Las previsiones del informe presentado por el presidente de la patronal, Joan Canals, durante la asamblea anual del consejo, estiman que en el ejercicio de 2002 el número de empresas del sector, tanto en textil como en confección, bajará a 7.470, es decir, 120 menos que en 2001, mientras que las exportaciones superarán los 6.300 millones de euros, con un ligero crecimiento del 3%.

La importación, por su parte, crecerá también un 3,5% y la balanza comercial seguirá siendo negativa en unos 2.350 millones.

La caída de los márgenes y la pérdida de competitividad internacional debido a la subida de la inflación y la revalorización del euro son, para Joan Canals, los factores que más están influyendo en la crisis del textil y de la confección, agravada también por la repercusión de la incertidumbre económica sobre el consumo.

Aunque reconoció que desde el inicio del verano 'se nota más animación en los encargos', lo que justifica la esperanza de recuperación, advirtió que una guerra con Irak o el incremento del precio del petróleo podrían retrasar esta reactivación, pendiente también de la situación económica de Europa, ya que las dos terceras partes del textil español se exportan a nuestros socios de la UE.

Como respuestas a la crisis, el todavía presidente del CIE (dejará el cargo a final de este mes) apostó por favorecer las alianzas y la concentración de empresas y por ampliar los estímulos fiscales a la innovación.

A este respecto solicitó al ministro de Ciencia y Tecnología, Josep Piqué, presente en la asamblea del consejo que la Administración aúne criterios sobre lo que considera innovación y refuerce los incentivos para la promoción exterior y la apertura de nuevos mercados.

Canals reclamó también que los aranceles que se aplican a los productos textiles no superen el 15% y criticó las tasas del 80% que mantienen países orientales como China e India para impedir el acceso a los productos europeos.

7.500 empresas y el 10% del empleo industrial

El Consejo Intertextil Español, patronal que agrupa a los ocho sectores del sector de textil y confección, representa a 7.500 empresas de toda España, que emplean a 270.000 trabajadores, el 10% del empleo industrial nacional. Cataluña es la comunidad con mayor tradición y concentración industrial del sector, pero Canals asegura que la recesión 'no es más fuerte aquí que en otras comunidades', aunque el hecho de que haya empresas históricas que han pasado dificultades 'hace que se note más'. Recordó, a este respecto, los problemas de varias cooperativas de Galicia y que afectan a 10.000 empleos. Canals valora positivamente el diálogo fluido que mantienen patronal y sindicatos en esta situación de crisis y afirma que la negociación colectiva intentará aunar estabilidad y flexibilidad en el empleo.