Liberalización

Meroño considera que las eléctricas deben percibir el déficit tarifario

Sin embargo, Meroño subraya que hay un elemento más complejo relacionado con la tarifa, 'en el que la CNE no ha entrado, aunque siempre hemos dicho que seguiremos a Bruselas, y es el tema de los costes de transición a la competencia (CTC)'. A su juicio, se trata de 'una retribución muy especial dentro del funcionamiento normal del mercado'. 'Es un tema que también se ha estudiado con la creación del mercado eléctrico ibérico, y se puede decir con toda firmeza que son ajenos al mercado, además de que hay empresas que no lo cobran'.

'A nosotros, como reguladores, nos interesa que todas las compañías compitan en las mismas condiciones, por lo que los CTC deben plasmarse como un coste regulado diferente y se deben separar del funcionamiento libre del mercado', añade. Y en lo que el organismo regulador no va a entrar es en la rentabilidad de otros negocios, como los de diversificación o los que las eléctricas tienen fuera de España.

El presidente de la CNE, organismo que ha emitido un informe sobre el documento aprobado el pasado viernes por el Gobierno para la planificación de los sectores del gas y electricidad, señala que se han detectado retrasos en la construcción de ciclos combinado respecto al calendario presentado inicialmente por las empresas. 'Con esos datos hacemos escenarios, y con los retrasos que se producen y sólo contando sólo con las inversiones que son más seguras, hemos llegado a la conclusión de que no hay riesgo grave de desabastecimiento'.

No obstante, 'la ampliacion de la capacidad de regasificación y la ampliación del gasoducto Huelva-Madrid tiene que seguirse de una forma muy inmediata. Son las infraestructuras más urgentes', añade.

Plantas de regasificación

Meroño mantiene una posición muy clara respecto al derecho de acceso de todos los operadores a las plantas de regasificación, como se ha demostrado en el dictamen sobre el contencioso entre Bahía Bizkaia y Cepsa. 'Es un problema que se está debatiendo en Europa. Y en algunos países se está estudiando que los promotores de las infraestructuras tengan ciertos derechos a una parte de su capacidad, especialmente cuando ésta todavía no es suficiente'.

'Nosotros vamos a estudiar este tema en el seno de la CNE, y con mucho detenimiento', señala. 'Pero, como idea previa, hay que tener en cuenta que en un sistema eléctrico o gasístico bien diseñado, la generación y la comercialización son libres; en cambio, las redes son actividades reguladas y siguen funcionando en régimen de monopolio'. 'Y las regasificadoras son una parte de la red, que une a los barcos metaneros con el resto del sistema'. 'El principio regulatorio básico y que no se puede alterar es el derecho de todos los operadores a ser tratados con el principio de libertad de acceso y de igualdad de trato', subraya el presidente de la CNE.

Y agrega que el segundo principio básico es que cualquier actividad regulada tiene que tener una remuneracion adecuada para asegurar su funcionamiento. 'Si las regasificadoras tienen en España retribuciones suficientes para que sea un negocio, sea quien sea quien las use, no entiendo que a eso haya que añadirle algún otro privilegio para los promotores'.

Además, a su juicio, el problema sería menor si el promotor fuese ajeno al negocio y no compitiese con los otros operadores. 'Y si creen que no es negocio la regasificadora en sí, que no se metan en él', añade.