Coyuntura

El déficit corriente aumentó un 2,53% en el primer semestre

El déficit de la balanza por cuenta corriente, que refleja los ingresos y pagos por operaciones comerciales, servicios, rentas y transferencias, aumentó un 2,53% en el primer semestre de 2002 respecto al mismo periodo de 2001, hasta situarse en 7.160,7 millones de euros, según datos del Banco de España.

Este peor comportamiento se debió, fundamentalmente, al aumento del déficit de la balanza de rentas y al descenso del superávit de las balanzas de servicios y de transferencias, que compensaron la reducción del déficit de la balanza comercial.

Concretamente, el déficit de la balanza comercial se situó en 14.346 millones de euros hasta junio, lo que supone un descenso del 11,2% respecto al mismo periodo de 2001, ya que las exportaciones cayeron un 3,3% y las importaciones un 4,8%.

En los servicios, el superávit contabilizado durante los seis primeros meses del año ascendió a 11.218,5 millones de euros, ligeramente inferior a los 11.505,4 millones registrados en el mismo periodo del año anterior. Los ingresos netos por turismo y viajes contribuyeron al deterioro de la rúbrica, situándose en 12.375,3 millones de euros, un 7,2% menos que el pasado año.

Por su parte, la balanza de rentas incrementó su déficit un 22,14% y alcanzó los 5.694,2 millones de euros. Asimismo, el saldo positivo de la balanza de transferencias cayó un 28,69% y alcanzó los 1.660,7 millones de euros.

La cuenta de capital, que recoge principalmente las transferencias recibidas de la Unión Europea, registró hasta junio un saldo positivo de 3.981,3 millones de euros, ligeramente superior a los 3.829,2 millones contabilizados en el mismo periodo de 2001.

Asimismo, el saldo agregado de las cuentas corriente y de capital, que refleja la capacidad o necesidad de financiación de la economía, fue negativo en 3.179,4 millones de euros hasta junio, dato similar al registrado en los seis primeros meses del año anterior.

La cuenta financiera, excluido el Banco de España, registró unas entradas netas hasta junio de 6.375,7 millones de euros, frente a unas salidas netas de 11.181 millones en los seis primeros meses del año anterior.

Por su parte, las inversiones directas registraron un flujo neto de entrada de 2.612,3 millones de euros, ya que las de España en el exterior supusieron unas salidas netas de 8.288,2 millones, mientras que las del exterior en España registraron unas entradas netas de 10.900,5 millones.

En el mes de junio, el déficit por cuenta corriente ascendió a 1.300,7 millones de euros, lo que supone un descenso del 54,4%. Esta reducción del saldo deficitario viene explicada, fundamentalmente, por la mejora del saldo de las balanzas comercial, de servicios y de rentas, que compensaron el deterioro del saldo de la balanza de transferencias.