Ley marco

La CE propone una directiva para un mercado único de créditos al consumo

La nueva directiva adoptada hoy por la Comisión Europea, denominada ley marco, garantizará a los consumidores una protección mayor. Las nuevas normas de ámbito comunitario cubrirán todas las formas modernas de créditos al consumo, aunque dejarán fuera los créditos hipotecarios, sobre los que ya existe una recomendación del Ejecutivo de la Unión Europea.

El objetivo de la nueva directiva es que se incremente la transparencia respecto a los costes, cláusulas y condiciones de los créditos al consumo, que los usuarios podrán comparar, de forma más sencilla, con otras ofertas de Europa. Además, el prestatario tendrá derecho a retractarse en un margen de 14 días sin dar ninguna justificación a la entidad de crédito y libre de cualquier gasto.

Las entidades crediticias, por su parte, se beneficiarán de mejores posibilidades para evaluar los riesgos, pero deberán informase sobre sus clientes antes de concederles un crédito.

Normatva unificada

Las actuales normas europeas sobre esta materia, que datan de 1987, "ya no tienen vigencia, dada la importante evolución en este sector, además de que sólo establecen una regulación mínima", según la Comisión.

La ausencia de una normativa común reduce las transacciones transfronterizas y hace que el nivel de protección del consumidor sea diferente en cada Estado miembro.

Según Bruselas, la existencia de unas normas armonizadas en toda la UE "no sólo aumentará la protección transfronteriza de los consumidores, sino también su confianza, y por lo tanto se reforzará el funcionamiento y la estabilidad del mercado de créditos al consumo" en los Quince.

El comisario europeo de Salud y Protección de los Consumidores, David Byrne, ha recordado que los consumidores de la zona euro deben unos 500.000 millones de euros en créditos. En este sentido, ha indicado que su objetivo "es asegurar que los intereses de los consumidores estén bien protegidos en un marco que reconozca la importancia del crédito en la actual forma de vida".

Por su parte, el comisario europeo de Mercado Interior, Frits Bolkestein, ha indicado que los ciudadanos necesitan saber exactamente lo que están pagando por sus créditos y poder compararlos con la oferta de los demás países de Europa. "Sólo en ese momento, tendrán confianza y aprovecharán las oportunidades que ofrece el mercado interno para conseguir créditos más baratos a nivel transfronterizo, gracias al comercio electrónico", ha concluido.