Europa

Las 'telecos' europeas acumulan ya un descenso del 7,24% en septiembre

Las Bolsas se mueven estos días con un telón de fondo bélico. A un año del atentado terrorista contra las Torres Gemelas de Estados Unidos, George Bush prepara un ataque contra Irak. Pero hay otros factores latentes que siguen haciendo igual de daño a los mercados.

Las compañías de telecomunicaciones europeas cerraron agosto al alza (2,77%). Era el segundo mes del año en positivo. Pero el optimismo ha sido efímero y las pérdidas han vuelto. En las seis sesiones celebradas en septiembre ya han perdido un 7,24%. Ayer 21 de las empresas integrantes del índice sectorial de Europa (un total de 25) cerraron a la baja. El efecto arrastre vino esta vez de la mano de France Télécom, que se enfrenta a una semana crítica. Perdió un 8,93%, la que más.

La francesa, altamente endeudada, presentará resultados el próximo jueves, y las estimaciones se inclinan más hacia el lado negativo que hacia el positivo. Los analistas empiezan a temer que sean incluso peores que lo esperado. A esto se une la posibilidad de que se vea forzada a realizar una ampliación para sanear dicha deuda. Lo peor de todo es que los expertos calculan que la ampliación podría igualarse a la capitalización actual de la compañía, lo que supone un efecto dilutivo sobre las acciones muy fuerte a la par de perjudicial.

Cae un 6,11% y vuelve a cuatro euros Banco Popular baja el precio objetivo a 17,47 euros El mejor valor del Ibex en el día, con un alza del 3,72% El mercado penaliza la caída de ventas Baja el 2,68% con negocio elevado

Esta situación ha puesto en entredicho la capacidad de gestión del presidente de France Télécom, cuyos rumores, insistentes, apuestan por un abandono inminente del cargo. Los innumerables problemas que ha tenido esta compañía en el año la han convertido en la peor teleco en dicho periodo, con un descenso del 77,28%. Sólo en lo que va de mes las acciones han retrocedido un 20%.

Situación parecida es la que vive Deutsche Telekom. Las apuestas se centran en que después de las elecciones del 22 de septiembre el Gobierno privatizará el 43% del capital que tiene en su poder. La alemana se depreció un 2,80% ayer y lleva acumulado un descenso del 8,74% en lo que va de mes.

La delicada situación financiera por la que atraviesan las telecos se constata día a día. Telia, el operador sueco, anunció ayer que reestructurará su división de transmisión de datos limitando su actividad a los sectores más rentables, lo que supondrá la supresión de 400 empleos. La noticia fue acogida bien por el mercado, ya que la empresa sumó un ascenso del 3,69%, siendo el más alto de la jornada.

El sentimiento de los analistas sigue siendo pesimista y las recomendaciones a la baja se suceden. Debido a la incertidumbre que se respira en el sector, JP Morgan ha bajado la recomendación de Telecom Italia desde igual que el mercado a peor que el mercado, y la de Orange, desde comprar a igual que el mercado también.

Ninguno de los grandes valores de la Bolsa española logró escapar ayer a los retrocesos. Endesa sufrió un recorte en la jornada del 2,68%, después de ganar en la sesión del viernes un 3,47%.

Además, la compañía eléctrica movió un alto volumen de negocio, que alcanzó los 178 millones de euros. Esta cifra sólo fue superada por el volumen de la operadora de telecomunicaciones Telefónica, que movió 237 millones.

Altadis cerró con un recorte del 1,03% tras conocer el mercado la caída de ventas que ha experimentado en los ocho primeros meses del año, que ha sido superior al 5%. La tabacalera española también ha perdido cuota de mercado frente a Philip Morris en el área de cigarrillos rubios.

Altadis se mantiene en la zona de máximos. Los vaivenes que vive la Bolsa han pasado de largo para la tabacalera española, que acumula un ascenso del 25,65% en el año.

Pocos integrantes del Ibex consiguieron cerrar la sesión de ayer en positivo. Entre los 35 miembros del índice, únicamente nueve se anotaron ganancias. La subida más significativa correspondió a Ferrovial, que sumó un 3,72%, la segunda jornada consecutiva de alza.

Con este avance, la constructora recuperó la cota de 25 euros que perdió el lunes pasado, al cerrar en 25,1 euros. El valor se sitúa en el máximo de las tres últimas semanas.

Fundadores de Teknoland han solicitado a un juez que autorice la venta de cinco millones de acciones que Terra posee como autocartera por incumplir como accionista. De esta forma, la primera empresa se embolsarían unos 28 millones de euros.

La filial de Telefónica se dejó un 6,11% y ha vuelto a cotizar por debajo de cinco euros. También bajó influenciada por la revisión a la baja de resultados que ha hecho AOL Time Warner en su unidad de Internet.

Sogecable vivió otra jornada negra. Se dejó un 2,88%, precipitándose las pérdidas a última hora de la tarde. Banco Popular ha bajado las previsiones de la compañía y sitúa ahora el precio objetivo en 17,47 euros, cuando antes era de 28,96 euros. A pesar de este recorte, las acciones presentan un potencial alcista del 57,24%.

Los analistas de la firma de inversión mantienen, por tanto, la recomendación de comprar sobre la compañía.