Bolsa de Nueva York

Wall Sreet cierra a la baja lastrado por la falta de negocio

Las bolsas de Nueva York cerraron hoy con ligeras pérdidas en una jornada marcada por el poco volumen de negocio y la falta de noticias que movieran los mercados. A esto se añade que el lunes es festivo en EE UU, con lo que este último fin de semana de agosto es más largo de lo habitual.

Según datos provisionales al cierre, el índice Dow Jones terminó perdiendo 11,79 puntos (o un 0,14%) hasta los 8.659,20, tras llegar a ganar más de 100 puntos durante la jornada. El mercado Nasdaq descendió 21,08 puntos (o un 1,58%) hasta los 1.314,69.

Los analistas han señalado que los inversores han recibido con cierto optimismo los datos sobre una ligera mejora del consumo y de la actividad de la industria manufacturera en el área de Chicago, como indicios positivos de la marcha de la economía estadounidense. Esto ha hecho posible que subieran con firmeza las llamadas "blue chips" como Coca-Cola, que incrementaba su precio un 3,33%, Citigroup, un 2,80%, y Philip Morris, un 2,79%. Por otro lado, los títulos de Sun perdían 0,14 dólares, hasta los 3,69, después de que los directivos del principal fabricante de servidores Unix dieran anoche un panorama bastante negativo sobre las perspectivas en el próximo trimestre.

Las compañías telefónicas regionales de EEUU también se mostraron presionadas y así las acciones de BellSouth perdían 1,26 dólares hasta los 22,99, después de que sus ejecutivos recortaran las previsiones de beneficios para el próximo trimestre ante la desaceleración general de la economía norteamericana.

Asimismo, los títulos del componente del Dow y máximo fabricante de aviones del mundo, Boeing, bajaban 0,04 dólares hasta los 37,21, después de que solicitara a los mediadores federales que se reanuden las conversaciones con los sindicatos de mecánicos.

Burbujas bursátiles

Por otro lado, el presidente de la Reserva Federal estadounidense, Alan Greenspan, ha indicado que la Fed no puede prevenir las burbujas bursátiles, ya que carece actualmente de indicadores que presagie de forma convincente la formación de una burbuja.

"Para el Banco central es difícil conseguir un grado de certeza suficiente en la formación de una burbuja especulativa bursátil para justificar la amplitud de un endurecimiento de la política monetaria necesaria para impedir este fenómeno", ha explicado Greenspan, quien ha reconocido la dificultad para identificar cuando esa burbuja explotará.