Alemania

El Bundesbank rechaza el uso de sus reservas para paliar los daños de las inundaciones

El Bundesbank considera que recurrir a sus reservas de divisas para paliar el devastador efecto de las riadas que han anegado a Centroeuropa este mes infringiría el Tratado de la Unión y la independencia del propio instituto de crédito.

El banco emisor reaccionaba así a las propuestas de la Unión Cristianodemócrata alemana, encabezada por Edmund Stoiber, de emplear parte de las reservas de la entidad, que ascienden a 44.100 millones de euros en divisas, para asistir a los damnificados. Además, el Bundesbank considera que con la venta de las reservas monetarias se reduciría el patrimonio nacional.

Ayer, el canciller Gerhard Schröder y su rival conservador, Edmund Stoiber, se enfrentaron en el Parlamento durante la sesión extraordinaria del Bundestag, en la que se abordó el paquete de ayudas para los damnificados de las inundaciones que en las últimas dos semanas asolaron varias regiones del este y sudeste de Alemania.

El canciller defendió el proyecto elaborado por el Gobierno, consistente en ayudas por valor de 10.000 millones de marcos, que en su mayoría serán financiadas con un aplazamiento de las rebajas fiscales previstas inicialmente para el próximo año. Stoiber, en cambio, utilizó la mayor parte de su discurso para atacar toda la política económica del gobierno y no sólo la parte correspondiente a la financiación de las inundaciones. Además, atacó la idea de retrasar las reforma fiscal con el argumento de que esto supondría un aumento de los impuestos y, por tanto, acarrearía un todavía mayor estrangulamiento económico y más paro.

Stoiber prometió una vez más que, nada más ganar las elecciones del próximo 22 de septiembre, revocará la ley y utilizará los beneficios del Bundesbank en 2001 para sufragar los gastos de la catástrofe.