Crisis de las aerolíneas

La avalancha de malas noticias penaliza las aerolíneas en Bolsa

La semana arrancó con mal pie para el sector de las aerolíneas. US Airways desencadenó una avalancha de malas noticias sobre la industria. La compañía se declaró en suspensión de pagos el domingo por falta de liquidez para hacer frente a sus deudas tras registrar pérdidas en todos los trimestres desde mediados de 1999.

El martes las cosas continuaron empeorando y American Airlines, la principal empresa del sector, anunció un recorte de plantilla de 7.000 trabajadores (que suma a los 20.000 del año pasado), la retirada de los aviones más viejos y la cancelación de las rutas menos rentables para hacer frente a la caída de la demanda.

La semana siguió su curso y las noticias continuaron empeorando. United Airlines, la segunda aerolínea de Estados Unidos, reconoció la posibilidad de suspender pagos en el tercer trimestre si no logra concesiones de los sindicatos o ayuda del Gobierno.

Estas noticias han puesto de relieve cómo la industria se enfrenta a uno de los peores años de su historia. Los efectos de los atentados del 11 de septiembre y la desaceleración económica han agudizado la crisis. El índice Bloomberg estadounidense cede un 7,5% esta semana y, en lo que va de año, pierde un 43,6%.

El sector europeo también se ha visto contagiado estos días y desde el lunes acumula un retroceso del 3,31%. En Europa, sin embargo, las perspectivas sobre la industria son más favorables. Los planes de reestructuración acometidos por las aerolíneas como consecuencia de los atentados del 11 de septiembre parecen dar sus frutos.

La contención de gastos, los recortes de plantilla y la disminución de capacidad han permitido que grandes del sector como Iberia, Lufthansa y British Airways agradaran al mercado con sus cifras. El sector europeo elaborado por Bloomberg pierde el 9,69% en lo que va de año y es uno de los grupos menos azotados este ejercicio. La recuperación del tráfico aéreo previsto para comienzos del año próximo será la clave para la recuperación bursátil del sector.