Quiebra

UAL se hunde en Bolsa al admitir que bordea la suspensión de pagos

La matriz de United Airlines, UAL, ha perdido en una semana cerca de la mitad de su valor en Bolsa debido a la mala situación por la que pasa la aerolínea, cada día más próxima a la suspensión de pagos. Las acciones de UAL acumulan un descenso del 48,3% en los últimos siete días en la Bolsa de Nueva York.

El próximo trimestre vencen 875 millones de dólares (similar cifra en euros) de deuda de la aerolínea y la compañía ya ha advertido que en la situación actual no podrá reembolsarlos. Así, United Airlines se verá obligada a suspender pagos en otoño, según advirtió en un comunicado el consejero delegado, Jack Creighton. Sería la segunda gran aerolínea estadounidense que toma esta decisión tras los atentados terroristas del 11 de septiembre, después de que US Airways se acogiera recientemente al capítulo 11 de la ley de quiebras.

La solución para United Airlines pasa por alcanzar acuerdos con los trabajadores, que poseen el 55% de la compañía, y que el Gobierno estadounidense acepte garantizar un crédito de 1.800 millones de dólares. Pero algunos líderes sindicales ya han culpado a Creighton de la mala situación. Y la colaboración de Estado no está, ni mucho menos, garantizada.

United Airlines ha solicitado garantía gubernamental para un crédito de 1.800 millones de dólares, una concesión que se enmarcaría en el plan de ayuda pública aprobado tras el 11 de septiembre. Pero las peticiones no han recibido una respuesta afirmativa. La crisis por la que pasa el sector ha llevado a varias aerolíneas a solicitar este tipo de ayudas. No todas han sido admitidas.

El organismo encargado de estudiarlas (ATSB, siglas en inglés del Air Transportation Stabilization Board) informó ayer en un comunicado que deniega garantizar un préstamo de 60 millones de dólares a National Airlines, con sede en Las Vegas. Las aerolíneas Spirit Airlines y Vanguard tampoco han conseguido apoyo del ATSB.