Zimbabwe

Mugabe da un ultimátum a los granjeros blancos

El presidente de Zimbabue, Robert Mugabe, reiteró ayer la orden de expulsión de los 3.000 granjeros blancos cuyas tierras han sido expropiadas y les conminó a 'hacer el equipaje e irse cuanto antes'.

El ultimátum dado por las autoridades de Harare a los hacendados blancos terminó el pasado jueves, pero sólo 400 granjeros han abandonado sus tierras. Los hacendados podrían afrontar duras sanciones económicas y dos años de cárcel.

Pero se teme algo peor. Las expropiaciones forman parte de una caótica reforma agraria aprobada hace dos años y que entonces se saldó con la muerte de varios granjeros blancos, que fueron asaltados por grupos de ex combatientes con la connivencia de las autoridades.

La violencia provocó el aislamiento internacional de Zimbabue, independizada del Reino Unido en 1980, y las sanciones de EE UU y la UE, de las que Mugabe, en el poder desde la independencia, se burla. Las violentas salidas populistas son balones de oxígeno para el régimen del veterano líder de 78 años, presionado por el hambre que asola a un país en el que los granjeros blancos siguen ostentado el 70% de las mejores tierras de cultivo.