Resultados

Fuerte caída del beneficio de ABN Amro y Commerz

La banca europea sigue mostrando sus peores cifras. El primer banco holandés, ABN Amro, anunció ayer un beneficio neto en el primer semestre de 931 millones de euros, lo que supone una caída del 59,8% con respecto a junio del año pasado.

Mientras, el cuarto banco alemán, el Commerzbank, registró aún peores resultados. En el segundo trimestre se redujeron un 98%, ganó dos millones de euros. En el semestre, el beneficio neto fue de 74 millones de euros, un 75,4% menos. En ambas entidades, la causa del descenso fue el fuerte aumento de las provisiones para cubrir el mayor riesgo de impago en créditos provocado por la peor marcha de la economía.

ABN Amro duplicó sus dotaciones, hasta 583 millones (una parte de las cuales se destinó a la cobertura de préstamos del gigante de las telecomunicaciones en quiebra, Worldcom), y el Commerz las aumentó un 74% (hasta 308 millones).

Tras estos resultados, ABN Amro estudia recortar de 400 a 500 empleos, que se unirían al plan iniciado en 2000 de reducir 9.750 puestos de trabajo. Sigue así la estela del resto de grandes bancos europeos, que en los dos últimos años han puesto en marcha planes para eliminar 91.000 empleos.

También en Holanda, la segunda aseguradora del país, Aegon, ha visto caer su resultado un 34% en el semestre, hasta 763 millones de euros, por el incremento obligado en las provisiones, especialmente en EE UU.

Por su parte, la segunda compañía de seguros de Europa, Axa, incrementó su facturación un 3% en el primer semestre, hasta 40.128 millones de euros.

Las grandes aseguradoras aún acusan el 11-S. La británica Royal & Sun Alliance (RSA) ganó 466,5 millones, un 17,6% menos, por los daños de los atentados, y ha decidido suprimir 1.200 empleos de su plantilla en el Reino Unido, informa Jules Stewart.