Argentina

Lavagna admite que la negociación con el Fondo será difícil

El ministro de Economía de Argentina, Roberto Lavagna, admitió ayer que la ayuda que se ha concedido a Brasil y a Uruguay no será fácil de conseguir para Argentina, por las diferentes situaciones que les rodean. Los 30.000 millones de dólares concedidos a Brasil y los 1.500 millones de Uruguay están destinados a 'evitar una crisis que provoque una suspensión de pagos de la deuda exterior', dijo el ministro. En cambio, Argentina se declaró en cese de pagos de su deuda exterior en diciembre pasado.

El ministro recordó que el año pasado Argentina cerró un acuerdo con el FMI que involucraba una ayuda de 18.000 millones de dólares, asistencia a la que consideró superior a la conseguida por Brasil si se tiene en cuenta la comparación por el tamaño de las economías. 'Lo que acaba de ocurrir en Uruguay y Brasil indica que antes de las crisis están dispuestos a intervenir. Ahora se ve que también están dispuestos después de la crisis, pero sin fondos', señaló.

Acuerdo en septiembre

El presidente de Argentina, Eduardo Duhalde, por su parte, se mostró confiado de que su Gobierno alcance un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) el 7 o el 8 de septiembre, según lo recoge el diario La Nación en una entrevista realizada horas después del encuentro celebrado en Buenos Aires con el secretario del Tesoro estadounidense, Paul O'Neill. Sin embargo, los analistas no se muestran muy confiados de que suceda pronto.

'Se lo terminarán dando porque la situación es muy grave', afirma Estefanía Ponte, analista de Beta Capital. Lacy Gallagher, analista de Credit Suisse First Boston, afirma que si se lo dan, 'será menor y no causará el mismo impulso en la confianza'.

El FMI aprobó ayer el desembolso pactado de 800 millones de dólares para Uruguay. Con el acuerdo, la ayuda comprometida por el fondo para ese país suramericano aumenta casi 500 millones de dólares, para totalizar 2.800 millones de dólares. El BID ya había aprobado el miércoles su correspondiente paquete de 500 millones de dólares.