Mercantil

Bruselas elevará el umbral financiero para considerar pyme a una empresa

La CE trabaja en una recomendación que contendrá una nueva definición de pequeña y mediana empresa. Bruselas pretende precisar y modernizar el concepto de pyme, reflejar mejor su realidad económica y excluir de esta calificación a los grupos empresariales cuyo poder económico sea superior al de una verdadera pyme. Así, se elevará el umbral de volumen de negocio de forma que se considerará mediana empresa a la que emplee a menos de 250 trabajadores y tenga un volumen de negocio que no exceda los 50 millones de euros (en la actualidad son 40 millones).

Una definición más precisa de las pymes garantizará una mayor seguridad jurídica, favorecerá la inversión e innovación de estas empresas y evitará que otras sociedades sin las características económicas ni los problemas de las auténticas pymes puedan beneficiarse indebidamente de las acciones destinadas a éstas. Son algunos de los razonamientos del documento que ha elaborado la CE y en el que propone la adaptación de la definición de pyme a la nueva situación económica.

La recomendación que elabora Bruselas ha sido consensuada con las organizaciones empresariales, así como con los Estados miembros y con empresarios individuales en el Grupo de Política de Empresa, grupo consultivo de alto nivel que aconseja a la Comisión en todos los ámbitos relativos a la política de empresa. Todas las partes consultadas han aprovechado para reclamar un mayor esfuerzo por parte de las Administraciones, de forma que se simplifiquen y aceleren los expedientes para los cuales se requiere la condición de pyme, pequeña empresa o microempresa.

Una de las propuestas de la CE para lograr esta mayor agilidad pasa por una declaración jurada de la empresa para certificar determinadas características de la misma. No obstante, 'tales declaraciones no eximen de los controles y verificaciones previstos por las normativas nacionales y comunitarias', explica el documento en el que la CE explica su intención de elaborar una nueva definición de pyme.

Nueva definición

De acuerdo con la nueva definición que propone la CE, será pyme la empresa que ocupe a menos de 250 personas y cuyo volumen de negocio anual no exceda de 50 millones (en la actualidad son 40 millones de euros). Además, cuando sea necesario diferenciar las empresas pequeñas de las medianas, se entenderá por pequeña empresa la que ocupe a menos de 50 personas y cuyo volumen de negocio anual no exceda de los 10 millones de euros. Y será considerada microempresa la que ocupe a menos de 10 personas y cuyo volumen anual no exceda de dos millones de euros.

El texto de la Comisión aclara que para calcular el número de empleados y los montantes financieros se utilizarán los datos correspondientes al último ejercicio contable cerrado, calculados en base anual a la fecha de cierre de las cuentas.