Justicia

Cardenal confía en la eficacia del futuro fiscal europeo

Jesús Cardenal recordó ayer que existe un proyecto que elaboran los juristas de los países miembros de la Unión Europea (UE) para la creación de la figura de un fiscal europeo que persiga los delitos financieros que se cometan en cualquiera de los Estados de la Unión, informa Efe.

Cardenal se refirió a este proyecto, actualmente en fase consultiva, en la conferencia que pronunció bajo el título La fiscalía ante la reforma de la justicia dentro del curso La justicia en España. Preguntas y respuestas, organizado por la Universidad Rey Juan Carlos en la localidad madrileña de Aranjuez.

La creación de un fiscal europeo ya fue propuesta en la Conferencia Intergubernamental de Niza, que se celebró en diciembre de 2000.

Según Jesús Cardenal, esta figura jurídica 'hará frente de manera eficaz al fenómeno del fraude a las finanzas de Europa', para lo que su trabajó estará coordinado con los fiscales delegados, que actuarán para la persecución de estos delitos en cada uno de los países miembros.

Intereses financieros

La competencia del fiscal europeo, cuyo estudio ya ha sido elaborado por la fiscalía española, que ha remitido ese informe a los demás países de la UE, será la de 'proteger los intereses financieros de las comunidades europeas' y aunque, según explicó el fiscal general de Estado, este proyecto no guarda 'ahora mismo' una relación directa con Eurojust, supone 'un buen referente' para que pueda dedicarse también a 'otros muchos delitos'.

En cuanto al Pacto para la Reforma de la Justicia, Jesús Cardenal señaló que supone un 'hecho histórico' en el que todos los partidos políticos con representación parlamentaria han suscrito una proposición de ley para 'adaptar la justicia a las circunstancias sociales actuales'.

El fiscal general del Estado mostró además su conformidad con que, gracias a que la reforma fruto de una proposición de ley y no de un proyecto de ley auspiciado únicamente por el Gobierno, ésta 'nace del consenso', no es 'algo impuesto', por lo que la reforma no será una ruptura ni una superación, sino 'una convergencia de los diferentes grupos políticos'.

En su opinión, este pacto supone la 'principal fuente de reforma del Ministerio Fiscal', aunque recordó que existe otra, que son las innovaciones en este órgano que se derivan de la integración institucional en la Unión Europea.

Para Cardenal el Ministerio Fiscal 'no es ajeno' a la integración europea, donde desempeña 'un papel decisivo' en la construcción de un espacio común de justicia europeo.