Informe

Un tercio de todas las fotocopias es ilegal, según un estudio de Cedro

El Centro Español de Derechos Reprográficos (Cedro) inspeccionó el año pasado un total de 6.252 establecimientos dedicados a reprografía en toda España, de los cuales un 37% fotocopiaba textos sin la autorización necesaria.

Son datos del informe de gestión anual de esta sociedad, dedicada a regularizar, mediante la concesión de autorizaciones, la actividad reprográfica de establecimientos, empresas e instituciones.

En el año 2001, la entidad inició 132 nuevos procedimientos judiciales por no respetar los derechos de autores y editores. En ese mismo ejercicio, finalizaron 77 procedimientos, 32 con sentencias firmes, de las cuales 23 fueron favorables a los intereses de Cedro.

Esta organización, que a finales de 2001 contaba con 4.805 asociados, ingresó más de 11 millones de euros, lo cual supuso un incremento del 3,7% con respecto al año anterior. Además, incrementó un 8,5% el número de licencias otorgadas para autorizar la reproducción y obtuvo, por ello, 680.000 euros, abonados por Universidades, casas de fotocopias, bibliotecas y otras instituciones. La cifra de recaudación por fotocopias de libros y publicaciones en el extranjero se multiplicó por cinco durante el pasado ejercicio, alcanzando los 600.000 euros.

El destino final de estas recaudaciones son los titulares de derechos. Cedro repartió en 2001 más de seis millones de euros correspondientes a la recaudación del año anterior. El 55% de esa cantidad fue para los autores y el resto para los editores. Cedro organizó en 2001 hasta 110 actos y campañas en defensa de los derechos de autor, talleres, publicaciones y estudios.