Inversión

El Popular negocia la compra del banco portugués Crédito Inmobiliario

El Popular es el único de los grandes bancos que ha optado por crecer sólo en el mercado doméstico, política que mantiene, aunque extiende el concepto de mercado doméstico a la Península ibérica. Desde hace dos años el Popular busca un hueco en Portugal, donde ya tiene 11 oficinas, 'todas ellas rentables'. Pero su idea es adquirir un banco comercial allí, proyecto que puede cuajar en breve, apuntan fuentes del banco. En estos momentos el Popular negocia la compra del Banco Nacional de Crédito Inmobiliario, aunque fuentes del banco español no quisieron ayer hacer comentarios al respecto.

El BNCI ya cuenta con capital español, a través de las cajas de El Monte y Caja Badajoz, que poseen el 20% y que han llegado a un acuerdo para vender en los próximos meses esta participación a Americo Amorim, que posee casi el 60% del BNCI. æpermil;ste a su vez vendería su participación al Popular a cambio de entrar en su capital, si finalmente cuaja la operación.

Amorim, el mayor productor de corcho del mundo y antiguo accionista del también portugués BCP, no quiere dejar el sector financiero, razón por la que una de las condiciones que pone es entrar en el capital del banco que adquiera el BNCI.

Fuentes portuguesas recuerdan las buenas relaciones existentes entre Amorim y los copresidentes del Popular, Javier y Luis Valls, puesto que durante años fueron socios a través del BCP.

El Popular, no obstante, tiene que competir con otras ofertas, ya que desde febrero, mes en el que se iniciaron los contactos, han sido 11 las entidades financieras que se han interesado por el BNCI, que cuenta con 110 sucursales de banca minorista en Portugal, aunque ya se han descartado bastantes y la cifra se reduce ahora a cinco.

Si finalmente no triunfa esta compra, el Popular no renuncia a crecer en ese mercado de manera orgánica.

El banco también quiere reestructurar su posición en Francia, donde posee 14 oficinas. Este nuevo enfoque puede estar vinculado a la operación de Portugal. 'Estas oficinas aportan negocio al banco, aunque el segmento al que va dirigido ha cambiado, puesto que inicialmente estaban destinadas a los emigrantes españoles allí, y ya no tiene sentido esta orientación'.

Por ello, 'nos estamos replanteando qué hacemos allí. Tenemos tres alternativas, vender esta red, especializarla o llegar a un acuerdo con un socio que no sea ni español ni francés para compartir esta estructura'. El Popular también está potenciando su filial Bancopopular-e, único por la Red con beneficios (200.0000 euros en el semestre, 50.000 clientes y 200 millones de negocio). Para ello ha comenzado a abrir oficinas propias, hasta un máximo de 20.

El Banco Popular mantiene sus previsiones para el cierre del año, en el que espera que el beneficio atribuido crezca un 12%. Esta mejora es ligeramente superior a la alcanzada en el semestre, que, con 303,77 millones de euros, sube el 11,4%.

El Popular no prevé cambios importantes que trastoquen sus perspectivas para el año, razón por la que 'ya estamos pensando en 2003, en el que esperamos seguir con crecimientos del negocio, que compensarán el estrechamiento de márgenes', señala un alto directivo del grupo. 'Seguimos confiando en nuestro modelo, basado en el crecimiento rentable, porque, como se demuestra, sigue dando resultado', añade.

De la cuenta de resultados destaca la subida de todos los márgenes, siendo el de intermediación el que aumenta más, un 17,9%, aunque la tendencia, ya registrada en los últimos trimestres, es que baje su ritmo de crecimiento, pero de forma muy 'suave'.

Los costes operativos vuelven a moderar su crecimiento al subir el 4,7% por el freno en la apertura de oficinas. El ratio de eficiencia mejora 2,1 puntos al situarse en el 35,27%. El grupo ha destinado a dotaciones para insolvencias 127 millones, el 16,2% más, a lo que se suman otros 24 millones para otras dotaciones cautelares. La cobertura por morosidad, sin embargo, desciende, del 204,9% al 194,1%. Aunque este porcentaje se eleva al 250% si se suman otros fondos prudenciales. Como ya sucedió en el trimestre anterior, la tasa de morosidad crece y se sitúa en el 0,87%, frente al 0,74% de 2001. El banco resta importancia a la subida, ya que 'en julio no crece como en los seis primeros meses'.

Ron simplifica la estructura directiva para agilizar la gestión

El consejero delegado del Banco Popular, Ángel Ron, quien accedió al cargo en marzo, ha decidido realizar un cambio de estructura en la dirección con el objetivo de agilizar el funcionamiento del grupo. El resultado más visible es que la primera línea ejecutiva del banco pasa a contar con 13 personas en vez de 24, con lo que se simplifica considerablemente la toma de decisiones. El grupo ha cambiado de función a alguno de sus directores, crea una división de medios en la que pone al frente a Eutimio Morales, hasta ahora director de recursos técnicos, y unifica funciones y actividades que hasta la fecha se realizaban en diferentes departamentos y áreas de actividad. Culmina así la reorganización emprendida desde que Ron asumiese el cargo de consejero delegado. Entre los nombramientos más significativos figura el de Antonio Ramírez Parrondo, hasta ahora director general de Bancopopular-e, que pasa a recursos técnicos. Su función será atender las exigencias del desarrollo comercial del grupo a corto plazo. El puesto que deja Ramírez lo ocupará a partir de ahora Susana de Medrano Boix, nueva directora del Bancopopular-e, que asume el reto de profundizar en la labor iniciada por su antecesor, quien deja el banco online con un beneficio de 200.000 euros. De Medrano procede de la filial de factoring del grupo y dependerá directamente de Ron. Javier Gefaell Camacho, responsable hasta ahora de gestión de activos y banca privada, dirigirá a partir de ahora Iberagentes Popular Banca Privada, el grupo especializado en servicios de gestión patrimonial, cuya propiedad comparte con el grupo belga Dexia. El área de banca mayorista que el grupo está desarrollando lo dirigirá Jorge Rosell Granados y se integra en la de inversiones. Julio Hortigüela Ayuso, hasta ahora responsable del desarrollo del negocio electrónico, estará al frente de gestión de activos.