Resultados

Las cuentas del grupo Peugeot-Citroën sufren el declive del mercado

El grupo automovilístico francés PSA Peugeot-Citroën obtuvo un beneficio neto de 985 millones de euros en el primer semestre del año, lo que supone una reducción del 4% respecto al mismo periodo de 2001. Según datos de la compañía, la cifra de negocio alcanzó 27.731 millones de euros en los seis primeros meses del año, con un incremento del 4,4% en relación a igual periodo de 2001. La división de automóviles facturó 22.081 millones de euros, un 5,2% más.

Por su parte, el resultado operativo de la compañía que preside Jean Martin Folz aumentó un 8,7% en el semestre, hasta 1.524 millones, cifra que supone el 5,6% de las ventas.

Entre los meses de enero y junio, el grupo galo realizó inversiones por importe de 1.586 millones de euros, un 2,7% más que el año pasado en los mismos meses. La mayor parte de éstas correspondió al lanzamiento de nuevos modelos.

Las ventas mundiales de PSA Peugeot-Citroën alcanzaron 1.656.900 vehículos, lo que se traduce en un aumento del 3,4% en comparación con la primera mitad del pasado año. En Europa occidental, el crecimiento fue del 1,3%, mientras que en el resto del mundo se situó en el 26,7%.

Para el conjunto del año, la compañía automovilística francesa espera conseguir unas ventas mundiales de 3,25 millones de unidades. Asimismo, mantiene su objetivo de alcanzar un resultado operativo de 2.800 millones de euros, el 4,8% de la cifra de negocio.