Franquicias

China elabora una ley para impulsar la entrada de nuevas cadenas

La inexistencia de un marco regulatorio en China para ordenar la actividad franquiciadora ha frenado, hasta el momento, la llegada de enseñas a un país en el que tan sólo operan las cadenas españolas Pressto, Induyco y Ciencia Divertida. La aprobación, a principios de 2003, de una ley que regulará el sector supondrá la implantación de un mayor número de enseñas españolas, que utilizarán el mercado chino como plataforma de entrada en Asia. Así opinan fuentes del sector reunidas por el Icex y la Asociación Española de Franquiciadores (AEF) en Barcelona para analizar las oportunidades de negocio en China.

Los expertos recomiendan que el desarrollo en el mercado chino se lleve a cabo de la mano de un socio local para solventar los problemas que puedan derivarse del vacío legal y de las diferencias culturales. La cadena de tintorerías Pressto, presente desde hace dos meses en este mercado, se asoció con la compañía de transportes Alsa y con una empresa local para introducirse en el mercado. A finales de año, la cadena tendrá tres centros abiertos. 'Contar con un socio del país que sepa a qué puertas hay que llamar resulta fundamental para que el negocio funcione', asegura Alfredo Zamora, presidente de Pressto.

Otro de los problemas que hallan las cadenas en el momento que plantean su expansión en Asia son las elevadas inversiones, mayores que en cualquier otro país asiático. Según Zamora, los aranceles e impuestos provocan que los costes de puesta en marcha de un proyecto lleguen a incrementarse hasta un 56%.

Grupo Induyco, propietaria de las marcas Cedosce y Tintoretto, se introdujo en el mercado chino el pasado mes de mayo con la apertura de una cornershop en un centro comercial del país. 'La intención del grupo es abrir hasta tres centros de este tipo en grandes almacenes y evaluar después resultados', aseguran fuentes de Induyco. Las cadenas textiles, las tintorerías y los gimnasios son los negocios que cuentan con más posibilidades de éxito en el mercado chino, según Coriseo González, consejera económica y comercial de Shanghai.

La Asociación Española de Franquiciadores calcula que una decena de cadenas españolas están preparadas para introducirse en China. Con el objetivo de estudiar las posibilidades de este mercado y del asiático en general, la asociación realizará una misión comercial en septiembre para asistir a la feria de franquicias a Singapur y tiene previsto participar en el certamen sectorial que se celebrará en China en 2003.