Valor a examen

Caja Madrid rebaja las previsiones de Sol Meliá

Los problemas se le acumulan a Sol Meliá y exigen un acercamiento más cauto a sus resultados', afirman en un informe los analistas de Caja Madrid Bolsa. 'Nuestras estimaciones se alejan del objetivo de la compañía de crecimiento de Ebitda en 2002 del 15%, estimando un 4,35%'.

La firma de Bolsa ha rebajado su recomendación para Sol Meliá a reducir, frente a una anterior de mantener. Asimismo, los expertos han rebajado el valor teórico de las acciones de la compañía de 9,51 euros a 8,72 euros por título, lo que supone un potencial del 36,03%.

Según Caja Madrid Bolsa, la cadena se enfrenta al riesgo de una huelga en el sector hotelero en plena temporada alta, lo cual sería 'muy perjudicial en un año en el que se han puesto todas las esperanzas en la misma'. La huelga no se ha convocado oficialmente, pero los empresarios hoteleros se oponen a las subidas salariales, las cuales, según los analistas, supondrían un mal menor, aunque tendría un impacto en los márgenes. 'Lo que ahora se está exigiendo es un aumento salarial del 6% para 2002, que de producirse tendremos que reflejar en las cuentas aumentando el coste de personal', sostienen los analistas. 'Nuestras estimaciones recogen un incremento sobre 2001 del 5,6% y habría que incrementarlo en función del número de empleados afectados por la medida'.

Los analistas han rebajado las estimaciones de beneficio debido a aspectos como la menor demanda alemana, la ecotasa o el impacto del 11-S

Pero éste no es sino uno de los problemas a los que se enfrenta la compañía. La demanda alemana no acaba de recuperarse. Los últimos datos hechos públicos por uno de los mayores turoperadores alemanes, Preussag, muestran una caída de las reservas para la temporada de verano del 7,9% en mayo. En el mercado inglés la caída es menor, del 5,7% frente a 2001. 'La dependencia de Sol Meliá de los turoperadores rondaba el 32% en 2001'.

Paralelamente, el 1 de mayo entraba en vigor la ecotasa en Baleares, lo que supone un euro por persona y noche alojada en un hotel de tres y cuatro estrellas, y dos, en uno de cinco estrellas. Sol Meliá ha decidido que la tasa no repercuta sobre el cliente, lo que supone un coste directo de dos millones de euros.

'Al problema de la ecotasa hay que añadir la idea de que la entrada del euro ha encarecido los servicios en España, lo que ha hecho que muchos turistas alemanes hayan cambiado hacia destinos más baratos como Turquía, Bulgaria y Egipto', apunta Caja Madrid Bolsa.

Los analistas añaden a esta serie de problemas el efecto que los atentados del 11-S han tenido sobre los destinos de larga distancia, Latinoamérica y Caribe, donde Sol Meliá es una de las principales cadenas. Dentro del grupo, el Ebitda (beneficio bruto operativo) generado por este concepto alcanza un 27%. 'En cuanto a la devaluación de las monedas, hay que decir que Sol Meliá no tiene hechas coberturas, sino que son naturales'. Los analistas consideran que la relación euro/dólar jugará a favor o en contra dependiendo de si se habla de países del área euro o dólar (Latinoamérica).

Como medida para paliar la caída que se está previendo en alguno de los principales mercados emisores de turistas, los hoteleros están buscando la sustitución del cliente internacional por el español. Caja Madrid duda de la bondad de esta medida, pues el español tiene un menor poder adquisitivo, con lo que no tiene por qué ser menos sensible al precio que el turista alemán.

Los analistas estiman una caída de las ventas del 3,19% en el primer semestre del año.