ANÁLISIS

Infineon recorta sus pérdidas en un 79%, pero mantiene la cautela

El fabricante de semiconductores alemán Infineon registró una pérdida neta de 76 millones de euros en el tercer trimestre de su año fiscal, que termina en junio, un 79% inferiores a las presentadas hace un año. No obstante, Infineon, que ayer perdió un 2,57% en un día de fuertes ventas en las Bolsas europeas, fue muy cauta en sus previsiones para el resto del año.

En este sentido el presidente de la compañía, Ulrich Schumacher, declinó confirmar si Infineon cumplirá con su objetivo y alcanzará el umbral de beneficios en el cuarto trimestre. El fabricante de semiconductores alemán espera poder aumentar su cuota de mercado, aunque señaló que en el segundo semestre las condiciones del mercado seguirán siendo difíciles. Infineon, filial de Siemens, subrayó que se enfrenta a una intensificación de la presión sobre los precios.

Los resultados presentados ayer cumplen con las expectativas del mercado. Así, la facturación de Infineon se elevó entre abril y junio hasta los 1.400 millones de euros, respecto a los 1.270 millones de euros obtenidos el mismo trimestre del año pasado.

Según apuntó ayer Schumacher, la progresión del volumen de negocio del grupo germano se debió a la mejora de la demanda de controladores de seguridad en comunicaciones móviles y aplicaciones bancarias y el mantenimiento de la demanda de productos en los sectores de energía, automóvil e industrial.