EE UU

El Dow Jones cae un 4,6% y perfora el suelo del 11-S

El Dow Jones perforó ayer una de las pocas referencias que quedaba por romper. El índice de referencia de la Bolsa neoyorquina cayó un 4,64%, el mayor descenso del año, y se situó por debajo del suelo alcanzado pocos días después de los atentados del 11 de septiembre. La caída de ayer supone el noveno retroceso en las últimas 10 sesiones, un periodo en el que el Dow Jones ha retrocedido más de 1.000 puntos. En la semana pierde un 7,66%.

En la sesión de ayer estuvieron representados todos los temores que vienen mermando la moral de los inversores desde finales del año pasado. El papel de enfermo de enronitis lo jugó AOL (-9,32%), que en la víspera anunció la salida de su director general, Robert Pittman. Microsoft (-4,11%) actuó en el papel principal de empresa que reduce sus previsiones de beneficios, acompañada por Sun Microsystems (-27,93%). No obstante, la verdadera protagonista de la sesión fue Johnson & Johnson, que cayó el 15,62% tras conocerse que el regulador sanitario investiga a la empresa por un medicamento cuyo uso puede estar vinculado con una grave enfermedad en pacientes de Europa y Canadá.

Ninguna compañía del Dow Jones logró ayer esquivar las pérdidas. La que menos cayó fue Merck (-0,24%), que anunció que cumplirá con las expectativas de beneficios para el resto del año y presentó unos beneficios en línea con las previsiones de los analistas.

En el Nasdaq no fueron mucho mejor las cosas. Cayó el 2,79% y en la semana pierde un 3,96%. El índice cotiza a los niveles de mayo de 1997.

Johnson & Johnson, bajo sospecha

Johnson & Johnson cayó ayer un 15,62% tras conocerse que el regulador sanitario de EE UU investiga supuestas irregularidades de una planta de la firma en Puerto Rico, la cual produce un fármaco contra la anemia que podría haber ocasionado efectos secundarios muy serios a 141 pacientes. El descenso del valor generó un tercio de las caídas del Dow.