Bolsa

El Ibex avanza un 1,37% con volatilidad, pero con el negocio al alza

Alan Greenspan, presidente de la Reserva Federal, ya lo advertía a principios de la semana ante el Congreso y el Senado, que la recuperación económica en Estados Unidos estaba en marcha, pero que las Bolsas seguirían cayendo por nuevos casos de contabilidad dudosa.

En esta ocasión los mercados europeos no cerraron a la baja tras conocer que AOL podría haber inflado los ingresos por publicidad entre junio de 2000 y marzo de 2002. Pero las ganancias del día se redujeron considerablemente lastrados por la inestable apertura de Wall Street. El Ibex, por ejemplo, pasó de ganar un 3% a cerrar con una subida del 1,37%. El volumen de negocio sí que ha acompañado esta vez a la ganancia obtenida por el índice. Se intercambiaron acciones por valor de 2.900 millones de pesetas, que sin operaciones especiales la cifra se reducía a 2.110 millones. Algunos expertos atribuyeron esta alza del negocio a que hoy se produce vencimiento de futuros.

Tecnología, a la baja

La subida del Ibex estuvo apoyada en el Santander y Repsol, que avanzaron el 3,01% y 4,38%, mientras que Telefónica bajaba el 0,21%. Las compañías con mejores cierres fueron las más penalizadas en los últimos días, como Amadeus, que rebotó un 11,75%.

El sector tecnológico se vio afectado por Nokia y recortaba más de un 1%. Los resultados de la empresa en el segundo trimestre del año han sido buenos, con ganancias netas del 46%. Pero se dejaba un 4,60% en Bolsa, porque los analistas consideraron que los pronósticos que había hecho para los próximos meses daban lugar a futuras decepciones.

Del lado de EE UU se conocieron los indicadores adelantados, que no tuvieron ningún cambio en junio, tal y como habían pronosticado los analistas.