Andalucía

El laboratorio Francisco Durbán entra en la fabricación de genéricos

Laboratorios Farmacéuticos Francisco Durbán ha empezado esta semana a fabricar medicamentos genéricos, dentro de su estrategia de diversificación de actividad para ganar mercado. El primer genérico de la marca Durbán es el Enalapril, fármaco contra la hipertensión que empezó a comercializarse el lunes pasado y a finales de este mes tiene previsto iniciar la distribución de la Ranitidina, producto indicado contra las gastritis y úlceras.

Para septiembre está programada la comercialización del omeprazol, de aplicación en úlceras de estómago. En conjunto, el laboratorio almeriense tiene previsto poner en el mercado siete genéricos diferentes en el plazo de tres años, al tiempo que también han creado una línea de cosmética corporal y en octubre también venderán su propio suero oral y un laxante.

La firma, fundada en Almería hace 75 años, ha completado una inversión de tres millones de euros en la renovación de instalaciones, que ha trasladado desde el centro de la capital almeriense al polígono La Redonda, en El Ejido, y la incorporación de tecnología.

Históricamente el laboratorio Francisco Durbán ha sido muy popular por su antidiarreico Tanagel, 'nuestro producto estrella', indica el director general de la empresa, Rafael Durbán. La decisión de ampliar la actividad se adoptó 'hace tres años. Prácticamente sólo nos quedaba en el mercado el Tanagel y vimos que sólo teníamos dos posibilidades: o cerrar o tirar para delante'.

Ante estas circunstancias plantearon la renovación de la empresa, la incorporación de nuevos productos y la incursión en el mercado exterior. En este momento ya han introducido el Tanagel en Ecuador, Honduras y México.

De esta forma, la compañía prevé para este año ventas de 2,1 millones de euros, un 20% más que en 2001, y de 3 millones para el año que viene.

Además, Laboratorios Farmacéuticos Francisco Durbán tiene abiertas dos líneas de investigación con las universidades de Sevilla y Almería. En el primer caso, está a punto de registrar una morfina retardada que efectúa a los 15 minutos de ser ingerida, frente a los 120 que necesitan las demás morfinas del mercado, y hace un año empezó a investigar una sustancia contra el colesterol.