_
_
_
_
Crisis

Fracasa el canje de bonos para abrir el 'corralito' en Argentina

El plan de canje opcional de depósitos atrapados en el corralito por bonos emitidos por el Estado ha concluido con un fracaso sin atenuantes.

Aunque el lunes ya se sabía que ni siquiera el 15% de los ahorradores habían llegado a un acuerdo con los bancos, ayer el ministro de Economía, Roberto Lavagna, admitió oficialmente que ese porcentaje era correcto.

Sin embargo, Lavagna aseguró que 'no habrá prórroga' para el canje y dio por finalizado el proceso. Asimismo negó de plano que el Gobierno tenga previsto realizar una operación de canje compulsivo. La pregunta que se plantea ahora es cómo hará el presidente Eduardo Duhalde para abrir una salida al problema número uno de la economía argentina, es decir, la quiebra del sistema financiero.

Mientras piensa en esto, Lavagna prefirió mirar para adelante y ser optimista. El ministro señaló ayer que 'por primera vez hubo dos meses seguidos de expansión económica, cosa que no ocurría desde finales de 1999, y esperando la cifra de este mes, que daría el primer trimestre positivo en más de dos años'. Asimismo, el ministro criticó duramente el sistema de convertibilidad instaurado en 1991 y que explotó con la crisis de diciembre pasado. 'Los países como Argentina mantuvimos durante largos años un programa económico que formaba parte de una burbuja, y todas las burbujas en algún momento explotan y generan una crisis', dijo.

Sin acuerdo en Madrid

En Madrid fracasó ayer un acto de conciliación entre un grupo de ahorradores afectados por el corralito y el SCH. La reunión duró apenas cinco minutos, ya que el banco dijo que no había nada que acordar. Ante la inexistencia de acuerdos, los demandantes dijeron que habrá nuevas actuaciones judiciales, aunque no especificaron cuáles. Para el SCH, el problema es de su filial argentina, el Banco Río, que es una sociedad independiente.

Por otra parte, un estudio de la consultora Equis, publicado en el diario Clarín, informó que los salarios industriales cayeron un 36,8% desde mediados de 1998. El Ministerio de Trabajo informó que pese a la devaluación del peso, de más del 70% desde enero, y a una inflación del 30% en el primer semestre, casi no hubo aumentos de salarios acordados entre empresas y sindicatos.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_