Deuda

Argentina quiere reducir el sistema financiero a 40 entidades

Mientras el titular del Palacio de Hacienda insiste en su política de deshacer el corralito a través del canje optativo por bonos, Pignanelli ha dicho con todas las letras que 'preferimos un canje compulsivo'. De hecho, hoy concluye el primer plazo para el cambio de depósitos por bonos y el próximo 16 de julio finaliza el periodo para concretar el plan. Sus resultados son totalmente negativos, por el rechazo de los ahorradores a realizar ese canje.

De donde se puede derivar, sin dificultad ninguna, que los bancos, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el propio Pignanelli pasarán en breve a la ofensiva para pedir un canje compulsivo, como única salida para la crisis del sistema. En ese momento, habrá que ver cuál es la actitud de Lavagna y del debilitado Gobierno del presidente Eduardo Duhalde.

Mientras tanto, el Banco Central espera la formación de una comisión técnica de notables, entre los que se encuentra el ex gobernador del Banco de España Luis Ángel Rojo. Una misión previa del FM llegará a Buenos Aires el lunes. Pignanelli anunció también que la comisión, que hará un dictamen y una propuesta para la reestructuración financiera, estará integrada por ex presidentes del Banco Central argentino, entre los que mencionó a Pedro Pou, José Luis Machinea, Roque Fernández y Mario Blejer.

El presidente del Central también afirmó que, a su juicio, no habrá nuevas salidas de bancos extranjeros del país, 'al menos en el corto plazo'. Y arremetió contra la 'ineficiencia' de las entidades públicas, cuya existencia no cuestionó aunque propuso incluirlas en el plan de ajuste a través de una fusión de los bancos estatales. Pignanelli cimentó su afirmación sobre el número de bancos que deberán quedar en el hecho de que, actualmente, de las 110 entidades que existen, 'sólo 40 se encuentran plenamente operativas'.

Sin acuerdo con el FMI

'Hasta que la comisión de notables emita su dictamen sobre el programa monetario [que determinará el nuevo sistema financiero] van a pasar no menos de dos meses', dijo ayer un estrecho colaborador de Lavagna. De esta manera, el Palacio de Hacienda ha comenzado a admitir que hasta septiembre no se podría firmar un acuerdo con el Fondo.

Si se tiene en cuenta que el Gobierno de Duhalde ha convocado a elecciones para marzo del año próximo y, sobre todo, que los empresarios y políticos estiman que esa fecha está muy lejos y que las elecciones tendrán lugar antes, el acuerdo con el Fondo se torna aún más lejano por la situación terminal de la actual Administración.

Según datos publicados ayer oficialmente, la inflación del primer semestre del año asciende al 50%, con un aumento del 3,6% en el mes de junio. Las ventas de automóviles han caído 72,2% el mes pasado. La situación de parálisis de la economía se profundiza día a día. Las movilizaciones de parados se hacen masivas tras los asesinatos de dos manifestantes por parte de la policía la semana pasada. Duhalde ha decidido que los empresarios privados aumenten 100 pesos (27 euros) los salarios para frenar el descontento social.