Resultados

Bankpyme prevé salir de pérdidas en 2003

El Banco de la Pequeña y Mediana Empresa (Bankpyme) prevé cerrar este año todavía con pérdidas, pero confía en alcanzar el punto de equilibrio a finales de 2003, ejercicio que piensa cerrar con un resultado positivo de tres millones, según explicó el consejero delegado de la entidad, José Luis Torra, en la junta de accionistas celebrada ayer tarde en Barcelona.

Para este año, la dirección de Bankpyme espera cerrar el ejercicio con unas pérdidas de tres millones, muy por debajo de los 21 millones registrados en 2001.

La asamblea aprobó la propuesta del consejo de administración para cambiar el principal foco de negocio de la entidad, que a partir de ahora pasará a dirigirse más a particulares y mucho menos a empresas.

En esta nueva etapa, el socio de referencia del banco será Agrupació Mutua, primer accionista de la entidad. La intención de Torra es utilizar la base de clientes de Agrupació para vender productos financieros y de seguros a los socios.

Para lograrlo la junta también aprobó el cambio de la marca, de forma que la entidad operará bajo el nombre de Mutuabank en vez de Bankpyme. Los accionistas minoritarios mostraron su oposición a esta medida. Según José Luis Torra, se trata de utilizar esta marca como un paraguas de las dos entidades para desarrollar un modelo de bancaseguros.

Aunque la intención es gestionar las dos entidades manteniendo su actividad y su entidad jurídica separadas, la junta aprobó la posibilidad -supeditada al éxito del nuevo proyecto- de modificar la denominación social de la entidad bancaria. Este cambio estará supeditado al éxito del proyecto presentado ayer por José Luis Torra.

La asamblea también aprobó ayer la incorporación al consejo de José Antonio Castro Sousa, presidente del grupo hotelero Hesperia.