Contabilidad

Arthur Andersen se negó a aprobar las cuentas de KPNQwest de 2001

Arthur Andersen, auditor del operador de redes de telecomunicaciones KPNQwest, se negó a aprobar las cuentas de 2001 de la compañía, que se declaró insolvente hace unas semanas.

Un portavoz de la auditora dijo que la firma nunca dio su aprobación. La compañía declaró la quiebra el pasado 31 de mayo. Sólo dos meses antes había indicado que contaba con los fondos suficientes para salir adelante. Los bancos acreedores, que incluyen a Citigroup y Barclays, señalaron ayer que podrían exigir a los tribunales que revisaran las cuentas de la sociedad.

Los bancos quieren saber realmente cuánto dinero deben a la compañía sus fundadores, KPN y Qwest. Un 43% de la facturación del grupo el año pasado provino de estas dos empresas.

La compañía dijo en febrero que había registrado pérdidas en 2001 de 266 millones de euros, aunque no estaban auditadas y nunca dijo que Andersen se hubiera negado a firmarlas. La operadora acumula un endeudamiento de 1.800 millones de euros.