Paros

La Junta nombra un árbitro para poner fin a la huelga del servicio de limpieza de Málaga

La Junta de Andalucía ha mediado en la huelga de recogida de basura que sufre Málaga desde hace una semana y ha nombrado al catedrático de Derecho Laboral de la Universidad de Cádiz Juan Cruz Villalón árbitro en este asunto para que en el plazo máximo de 48 horas dicte un laudo, de obligado cumplimiento para las partes, que ponga fin al conflicto.

La ciudad de Málaga sufrió ayer su séptimo día sin limpieza ni recogida de basuras, así como la tercera jornada consecutiva de algaradas e incidentes callejeros que, hasta el momento, se han saldado con 25 detenidos.

La huelga comenzó el miércoles de la semana pasada, cuando los trabajadores de la empresa mixta Limasa decidieron iniciar un paro indefinido para demandar una subida salarial del 6% y dos días de descanso semanales.

Desde el inicio de la huelga se han acumulado en las calles casi 5.000 toneladas de basura, con los consiguientes malos olores y riesgo sanitario que han encendido las protestas vecinales y extendido la conflictividad social por toda la ciudad.

Cortes de carretera, esparcimiento de basuras e incendio de 300 contenedores, se suceden desde el domingo por la tarde por toda la ciudad sin que hasta el momento tengan visos de solución.

Limasa está constituida al 51% por FCC, Urbaser (Dragados) y la constructora local Sando, mientras que el Ayuntamiento de Málaga posee el 49% restante. Cuenta con una plantilla de 1.300 personas, de las que 975 son fijas. El servicio le fue adjudicado en abril de 2001, en un procedimiento negociado que preveía el pago de un canon de 39,5 millones de euros anuales por el servicio de limpieza público y 3,2 millones por la recogida de basura.

Por su parte, el alcalde de la ciudad, Francisco de la Torre (PP), anunció ayer el cierre del vertedero de residuos sólidos y la supresión de los mercadillos ambulantes en la ciudad desde hoy miércoles, y aseguró que el Ayuntamiento no descarta rescindir el contrato con Limasa o secuestrar la concesión del servicio.