Inversión

Aguas de Barcelona invierte 5 millones de euros en mejorar su red de La Habana

La empresa catalana Aguas de Barcelona (Agbar) invertirá este año 2002 alrededor de 5 millones de euros en ampliar y mejorar la red de suministro de agua en La Habana, en donde desde hace dos años y hasta 2025 tiene una concesión del gobierno para operar en la capital cubana.

Durante la visita del "conseller en cap" (consejero jefe) de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas, a las instalaciones de Aguas de La Habana, empresa mixta que Agbar dirige con un 50% de su capital, el director general de esta compañía, Joan Ras, ha confirmado que la voluntad es "mantener esta inversión anualmente en los próximos años".

Además de Mas y Ras, las instalaciones de Aguas de La Habana han sido visitadas por los vicepresidentes cubanos Carlos Lage y José Ramón Fernández, además del embajador español en Cuba, Jesús Gracia, y los 25 empresarios catalanes que forman la delegación de empresarial que acompañan al "conseller en cap" en su visita oficial de tres días a Cuba.

Para encontrar un sistema que permita financiar esta fuerte inversión en ingeniería y obras, Agbar practica una doble facturación a los consumidores de las dos terceras partes de La Habana, zona en la que hasta ahora está operando.

Mientras cobra un peso cubano por metro cúbico a los consumidores nacionales, a los extranjeros -complejos turísticos fundamentalmente- les cobra un dólar, lo que en cualquier caso representa una tarifa un 33% más barata que, por ejemplo, la que tiene establecida para el área metropolitana de Barcelona, ha informado Ras.

Según el director general de Agbar, esto permite a la compañía mixta facturar alrededor de 9 millones de dólares sólo de clientes extranjeros. En estos momentos, Aguas de La Habana bombea un promedio de 330 millones de metros cúbicos de agua al año, la mitad de los cuales no llegan a su destino por la situación aún deficiente de su red. Incluso suministra agua en camiones cisterna a 22.000 consumidores a lo que no alcanza la red.

El director general de Aguas de La Habana, Juan Antonio Guijarro, ha asegurado, por su parte, que la empresa "garantiza" la potabilidad y control sanitario de sus aguas, aunque ha reconocido que en muchas viviendas, debido al mal estado de los depósitos colectivos o de las tuberías interiores de los edificios, se pueden producir "algunos problemas de contaminación".