Pacto de Estabilidad

Francia admite que su déficit será 'menos favorable' de lo previsto

Ya en Luxemburgo, a comienzos de semana, el ministro francés de Economía, Francis Mer, rehusó comprometerse ante el resto de los ministros de Economía de la Unión Europea (UE) durante el Ecofin a que su país alcanzará el "déficit cero" en 2004, el objetivo fijado anteriormente por los Quince con el acuerdo de las autoridades francesas.

"Las perspectivas que tenemos muestran que los gastos han crecido con demasiada fuerza y los ingresos no han evolucionado en la buena dirección", por lo que "es muy probable que el déficit sea superior a la horquilla del 1,8-1,9%" del PIB, recalcaba hoy Mer en una entrevista a una emisora de radio gala.

El presidente de la República, Jacques Chirac, había señalado durante la campaña para su reelección que el equilibrio de las cuentas del Estado se retrasaría unos años más, para privilegiar una política de reducción de impuestos.

El ministro de Economía subrayó que Francia "va a intentar" cumplir el "déficit cero" en 2004, pero comentó que "el Pacto de Estabilidad no está escrito en mármol" y "el contenido del Pacto, en particular en las inversiones, la deuda, el funcionamiento y los gastos militares puede ser ampliamente cuestionado en una reflexión común".

Preguntado por la revalorización del salario mínimo, que en Francia se aplica cada año el 1 de julio, dijo que "se va a aumentar mecánicamente en función del cálculo de la inflación de los últimos doce meses".

Las 35 horas semanales

En cuanto a la posibilidad de una mayor subida (los socialistas dicen que si vuelven al Gobierno tras las legislativas de los 9 y 16 de este mes lo aumentarán un 5%), Mer dijo no estar "personalmente convencido de que al margen de un gesto simbólico, eso vaya en interés de las empresas, y en consecuencia de los trabajadores".

La "prioridad" para el ministro es acabar con los diversos salarios mínimos derivados de la ley de reducción de la semana laboral a 35 horas, una multiplicidad que le parece "peligrosa si no la sabemos controlar".

"Sembrar dudas" sobre el cumplimiento de los compromisos de Francia

La ex ministra de Trabajo, la socialista Elisabeth Guigou, criticó hoy a Mer, acusándole de sembrar dudas sobre las intenciones del Gobierno con el Pacto de Estabilidad y de desdecir los compromisos de Francia para con sus socios europeos. "Es la primera vez que oigo a un ministro de Economía que da marcha atrás en los compromisos adquiridos por Francia", señaló Guigou, que añadió que "Mer trata de justificar que el presidente Chirac no respete los compromisos de Barcelona", en alusión al Consejo Europeo celebrado en esa ciudad en marzo. "Mer está muy incómodo y lo entiendo. Su papel es velar por el equilibrio de las finanzas públicas y, por otro lado, no desmentir al presidente de la República que lo ha nombrado".