Bolsas en el Mundo

Wall Street no abandona el temor a nuevos 'casos Enron'

En Wall Street, y en el resto de mercados, no se habla de otra cosa que de la falta de credibilidad en la gestión empresarial o, lo que es lo mismo, de nuevos casos Enron. Este miedo se tradujo ayer en una nueva caída del Dow Jones (-0,23%). El Nasdaq, por su parte, ganó el 1% apoyado por las cazas de gangas tras la fuerte caída del lunes. 'Lo peor de todo es que las malas noticias pueden no haber terminado aquí, Enron es tan sólo la punta del iceberg', señaló un gestor de un banco estadounidense.

En efecto, a Tyco se le ha sumado la firma de valores Knight Trading, uno de los creadores de mercado con más prestigio de Wall Street, que el lunes juró y perjuró que los rumores que apuntaban a una investigación del regulador eran falsos. La compañía llegó incluso a señalar que las caídas del 50% que sufría en la preapertura se debían a un fallo informático. Pues bien, ayer perdió el 21,11% después de que un ex empleado se despachara en el diario The Wall Street Journal acusando a la firma de manipular las órdenes de sus clientes. Las investigaciones del regulador, además, son ciertas.

Lehman recortó ayer sus estimaciones de beneficios en AOL aludiendo que la crisis en los ingresos publicitarios se prolongará más de lo previsto, lo que le costó al valor una caída del 5,75%. Por otro lado, Flextronics, uno de los principales fabricantes de componentes electrónicos de EE UU, perdió el 19,72% al anunciar que ganará este trimestre menos de lo previsto.

General Motors (+3,05%) fue el valor que más cayó en el Dow después de que el presidente de la compañía, John F. Smith, anunciara que se retira sin dar el nombre de su sucesor.

Los índices Stoxx 50 y Euro Stoxx 50 cerraron ayer en los mínimos de los últimos ocho meses, en este último índice todos sus componentes terminaron la sesión en negativo. Las caídas rondaron el 3% en las principales Bolsas, en algunos casos, como París los descensos fueron del 3,82%.

Existe en las últimas semanas un nuevo elemento en contra del Viejo Continente, la apreciación del euro frente al dólar, que resta competitividad a las empresas. æpermil;ste fue el caso de compañías exportadoras como Porsche (-4,36%), pero también el de la holandesa Philips (-4,35%), el mayor fabricante europeo de artículos electrónicos, el de la aseguradora Aegon (-4,43%) y el conglomerado financiero ING (-4,91%), también holandesas, cuyas divisiones estadounidenses generan más de la mitad de los beneficios.

Más damnificados por la caída del dólar, las petroleras, cuyos ingresos dependen en gran medida de la evolución de esta moneda. Royal Dutch perdió el 3,06%, mientras que Totalfina Elf se dejó un 3,65% después de que la UE declarara ilegal la acción de oro del Gobierno francés.

Nokia (-4,02%) se ve doblemente afectada, ya que además del alza del euro, ha visto cómo sus competidores le han arañado en el último trimestre cuota de mercado. Especialmente duras fueron los retrocesos de las grandes operadoras. Deutsche Telekom tocaba el precio más bajo de su historia tras caer un 4,17%. Por otro lado, las acciones de France Télécom, huérfanas ya de dividendo, perdieron el 6,52%. Por último, Vivendi cedió el 6,52% entre rumores de que Liberty Media se plantea vender el 3,5% que tiene en la francesa.

La Bolsa brasileña cayó por tercera jornada consecutiva (un 0,47%) ante el temor a que el candidato de la oposición Luis Ignacio Lula da Silva gane las próximas elecciones. Da Silva es partidario de aumentar el gasto público y renegociar la deuda del país, algo que no cuenta con el apoyo de los inversores internacionales.

Las Bolsas asiáticas terminaron ayer con fuertes descensos tras el descalabro de Wall Street la noche anterior. Sólo el Kospi coreano logró leves alzas, un 0,17%. La caída más significativa fue la de Tokio, que perdió el 2,09% arrastrado por el retroceso de Sony (-3,64%).