Continuidad

Abdulla S. Al-Humaidhi, nuevo presidente de Banco Atlántico

Ambos son representantes del Arab Banking Corporation (ABC), primer accionista del séptimo banco español, con un 68% del capital de forma directa e indirecta. El BBVA es el segundo accionista con un 24,37%. El ABC está participado en un 25% por Kuwait, otro 25% por Libia y un paquete igual está en manos de Abu Dabi (Emiratos Arabes), mientras que el resto cotiza en Bolsa.

Por otra parte, la entidad anunció su decisión de ampliar en 40 ó 45 trabajadores su actual plan de prejubilaciones, que hasta ahora había afectado a 350 personas. De esta manera, el Atlántico culmina una reducción del 16% de su plantilla, formada por 2.398 empleados. El coste de la reestructuración supera los 48 millones de euros.

La salida de Al-Hunaif fue anunciada en el curso de la junta general de accionistas que celebró hoy la entidad en Barcelona. El anterior presidente deja al cargo debido a sus "multiples ocupaciones", entre las que figura una responsabilidad en el área de Finanzas del Gobierno kuwaití.

La junta de accionistas acordó no cubrir, de momento, la vacante en el consejo dejada tras la dimisión por motivos personales del Jeque Ali Jarrah Al Sabah, quien ocupaba el cargo de consejero desde mediados de 1999.

Aplazamiento en la venta dle paquete de Allianz

El director general de la entidad, Manuel Montecelos, afirmó que durante el ejercicio de 2001 el banco realizó una política crediticia "menos expansiva" debido a la situación del ciclo económico y potenció su área de banca-seguros.

Respecto a la venta del paquete del 5 por ciento que posee Allianz en la entidad, señaló que los hechos del 11 de septiembre han obligado a las aseguradoras a tomarse "un respiro" y será necesario esperar hasta encontrar un comprador en este segmento.

El grupo Banco Atlántico obtuvo en el ejercicio de 2001 un beneficio consolidado de 50,44 millones de euros, lo que supone un descenso del 9,8 por ciento respecto a 2000. La reducción del resultado se debió al incremento en un 113 por ciento de las provisiones por insolvencias, a consecuencia de las dotaciones realizadas para el nuevo fondo anticíclico ordenado por el Banco de España.

La junta de accionistas aprobó la distribución de un dividendo de 0,72 euros brutos por acción y reelegió por un año más a Ernst & Young como firma auditora. El banco ha realizado una importante modernización de sus sistemas informáticos y quiere especializarse más por segmentos, con especial importancia para la banca personal.

Montecelos recordó las recientes aperturas de oficinas en Marbella y Deusto y aseguró que aumentará el peso de la retribución variable en el salario de los trabajadores.